El cañonero Urdaneta, el centinela solitario

headerurdanetaEl ataque realizado por el submarino alemán U-502 en la madrugada del 16 de febrero de 1942, a un convoy de buques tanqueros que navegaban por el Golfo de Venezuela, al sureste de la península de Paraguaná rumbo a la refinería de Aruba, representó la primera agresión bélica  que sufriría Venezuela en el período de la Segunda Guerra Mundial.

En  esa  oportunidad el tanquero de bandera venezolana  Monagas, recibió el impacto de dos  torpedos germanos que hicieron perder la nave. La tripulación del tanquero la constituían 31 hombres, de los cuales 19 eran marinos venezolanos. Para ese entonces las fuerzas navales venezolanas solo disponían de dos buques de guerra considerados “modernos” para proteger nuestro mar territorial. Solo uno se encontraba en el lugar de estos acontecimientos.

El cañonero General Urdaneta era uno de los dos buques adquiridos a Italia por el Gobierno del General Eleazar López Contreras en el año de 1938, como parte del plan de modernización de la Marina de Guerra. Este buque de la clase Ostia, había servido en la Regia Marina Italiana como caza y siembra  minas, con el nombre de Milazzo. Construido en los astilleros de Monfalcone en 1925, tenía 62,55 metros de eslora, desplazaba a plena carga 815 toneladas y podía desarrollar una velocidad de 15 nudos. El armamento principal de este buque lo constituían dos cañones de 102mm/35 y uno antiaéreo de 76mm./40. Como armamento secundario contaba con dos ametralladoras Colt 6.5 mm. En 1937 se le realizaron los trabajos de acondicionamiento en Muggiano, puerto de la Spezzia, para su venta a Venezuela.

Cañonero General Urdaneta. Foto: Colección de Carlos E. Hernández González
Cañonero General Urdaneta.
Foto: Colección de Carlos E. Hernández González

La gallarda actuación del Urdaneta

A las 02:44 horas de la madrugada del 16 de febrero tras escucharse una fuerte explosión proveniente del mar, el cañonero Urdaneta, que se hallaba fondeado frente a Caribubana, zarpó de emergencia poniendo rumbo suroeste hacia donde se divisaban las llamaradas que emanaba uno de los buques que conformaban un convoy que transitaba por el Golfo de Venezuela.

Una hora y quince minutos más tarde, mientras el Urdaneta navegaba a toda máquina por las aguas del Golfo se escucharon dos nuevas explosiones, los oficiales en el puente observaron que otro de los tanqueros se incendiaba, el comandante del buque, temiéndose ya lo peor; (el ataque de submarinos enemigos) ordenó, como refiere el capitán de navío Tomás A. Mariño Blanco, “zafarrancho de combate y navegó hacía ellos con patrón de evasión de torpedos”.

Cuando el cañonero arribó cerca del costado del tanquero Monagas, este se encontraba  envuelto por las llamas y con un fuerte grado de inclinación; los tripulantes del cañonero constataron que éste ya había sido abandonado por su tripulación, por lo que iniciaron la búsqueda  de sobrevivientes en un mar oscuro y agitado, lleno de aceite, combustible y restos flotantes.

Tanquero Monagas de bandera venezolana incendiándose luego de ser torpedeado por el U-502 en la madrugada del 16 de febrero de 1942
Tanquero Monagas de bandera venezolana incendiándose luego de ser torpedeado por el U-502 en la madrugada del 16 de febrero de 1942

Esa madrugada, el Urdaneta, rescató de las aguas, al Mayordomo del Monagas Pablo Canas y a su contramaestre Nolasco Zea, quienes fueron subidos a bordo y llevados al terminal de las piedras. En este ataque perdieron la vida, el capitán del buque, el inglés Walter J. Bushell y once de sus tripulantes, tres de ellos venezolanos. El capitán de bandera, el margariteño Luis Marcano Gutiérrez, sobrevivió al ataque, pero sufriendo heridas y quemaduras de consideración

Según señalaron posteriormente los sobrevivientes del Monagas, los marineros venezolanos, Lázaro Colina murió ahogado y Pedro Tenia pereció al haber sido arrastrado por las propelas del buque. El timonel Lázaro Leydenz, murió instantáneamente a causa del impacto del primer torpedo que explotó a la altura de la timonera del tanquero. Otros 17 sobrevivientes del Monagas fueron rescatados esa madrugada por los tanqueros Sucre y Ramona, desembarcándolos al día siguiente en el puerto de Maracaibo.

Teniente de navío Jürgen Von Rosenstiel comandante del U-502

Teniente de navío Jürgen Von Rosenstiel comandante del U-502

Submarino U-502

Submarino U-502

Consientes de la indefensión y desventaja que tenían frente a los modernos submarinos alemanes, puesto que el cañonero no disponía de ningún tipo de armas anti submarinas ni equipos de detección como sonar, continuaron patrullando con cautela el área del ataque, con la tripulación en sus puestos de combate, buscando al agresor como también a los sobrevivientes de los tanqueros Tía Juana y San Nicolás, torpedeados esa madrugada.

Este temor y cautela no era injustificado, dado que a unas tres millas náuticas de distancia, el Teniente de navío Jürgen Von Rosenstiel comandante del U-502, a través del visor de su periscopio, observaba con el detenimiento de un cazador, la silueta del cañonero Urdaneta que patrullaba  las aguas del Golfo de Venezuela, dato que anota y reseña en su diario de navegación. Motivado a que su objetivo principal eran buques petroleros, y que Venezuela para ese entonces era aun un país neutral, el submarino no atacó al cañonero venezolano.

Periódico El Heraldo, reseñando el ataque a los tanqueros en el Golfo de Venezuela
Periódico El Heraldo, reseñando el ataque a los tanqueros en el Golfo de Venezuela

Hombres de hierro y marinos ilustres

Para la fecha del ataque alemán al Golfo de Venezuela, la tripulación del cañonero Urdaneta, estaba constituido por una dotación de diez oficiales y cincuenta y cuatro clases y marineros. Este insigne e histórico buque perteneciente a las Fuerzas Navales Venezolanas, se encontraba al mando del entonces, teniente de navío Wolfgang Larrazábal Ugueto, quien años más tarde, en 1958 encabezó la Junta de Gobierno que se constituyó tras el derrocamiento del general de división (Ejército) Marcos Pérez Jiménez.

Teniente de navío Wolfgang Larrazábal Ugueto, comandante del Urdaneta

Teniente de navío Wolfgang Larrazábal Ugueto, comandante del Urdaneta

El vicealmirante Larrazábal, en entrevista concedida, al capitán de navío Tomás Mariño Blanco, recordó lo sucedido a bordo del General Urdaneta destacando el valiente y abnegado  comportamiento de su tripulación: “Mi tripulación toda, entre ellos los Alféreces de Navío Jesús Castro Colón y Rubén Osío Navas, se comportaron gallardamente y con un gran espíritu naval durante el zafarrancho de combate. Nadie durmió ni dio muestras de cansancio. Al amanecer aviones de combate de la USAAF y de la US NAVY sobrevolaron el Golfo de Venezuela, evaluando la situación y buscando algún submarino alemán que hubiera permanecido en el área”.

Muchos de los oficiales y marinos tripulantes del cañonero Urdaneta, que estuvieron en la acción de la madrugada del 16 de febrero de 1942, una vez concluida la guerra continuaron su carrera naval en forma digna y brillante, varios de ellos cumplieron los treinta años servicio en la Armada. Posteriormente y después de haber culminado su tiempo de servicio, varios de ellos  desempeñando importantes cargos en la administración pública nacional brindándole un aporte adicional al desarrollo del país.

Entre estos oficiales, además del vicealmirante Wolfgang Larrazábal Ugueto, se encontraba el capitán de navío Ramón Rivero Núñez, quien con el grado de teniente de fragata ejercía el cargo de director de maquinas del cañonero Urdaneta. Este capitán, amén de haber ocupado los cargos propios de la especialidad de maquinista dentro de la Marina de Guerra, fue uno de los dos primeros oficiales navales que aprobaron el curso No 1 de Comando y Estado Mayor en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas en el año 1955, ocupando el primer puesto en el orden de Merito. Posteriormente ocupó el cargo de Director del Instituto Autónomo Diques y Astilleros IADAN (hoy DIANCA). Una vez pasado a retiro por tiempo de servicio cumplido, en julio de 1961, fue designado Presidente del Consejo Directivo y Administrativo del Instituto Nacional de Canalizaciones INC y en 1963 Director de Marina Mercante.

Teniente de fragata Ramón Rivero Núñez director de maquinas del cañonero Urdaneta

Teniente de fragata Ramón Rivero Núñez director de maquinas del cañonero Urdaneta

Desagravio y Epilogo

Al evaluar el desempeño y actuación del cañonero Urdaneta, con la objetividad y visión histórica que da el transcurrir de 70 años, se puede afirmar que este buque y su dotación cumplieron con todo lo exigido por el honor militar y naval en condiciones de guerra, cumpliendo con  su deber, más allá de lo que le permitían los medios disponibles.

Tripulación de oficiales a bordo del cañonero Urdaneta el 16 de Febrero de 1942

Nota: Designación de  cargos de acuerdo a los manuales de acoplamiento de la  Armada Nacional en enero 1942

Grado   Nombre y apellido Cargo a bordo
Teniente de navío Wolfgang Larrazabal Ugeto Comandante
Teniente de fragata Álvaro Álvarez Piña Oficial de derrota
Alférez de navío Ernesto Deseda Hernández Adjunto. Oficial de derrota
Teniente de fragata Ramón Rivero Núñez. Director de maquinas
Teniente de fragata Jesús M. Leones. Adjunto al director de maquinas.
Alférez de navío Jesús Castro Colón. Oficial adjunto
Alférez de navío Rubén Osío Navas Oficial adjunto
Alférez de navío Rafael Medina H. Oficial adjunto
Alférez de navío Luis Humberto Croce Practicante
Alférez de navío Romero V.  Albino. Radiotelegrafista de  2ª Clase

Por: Luis Farage Dangel

el-desafio-historia-n-28_

Este artículo forma parte del contenido del dossier Venezuela en la Segunda Guerra Mundial, publicado por la revista El Desafío de la Historia, en el número 28 (Carcas, 2011).

Su reproducción ha sido posible gracias a la autorización de su autor, el capitán de navío Luis Farage Dangel  (Retirado,  Armada de Venezuela), a quien le expresamos nuestro agradecimiento.

Los interesados en adquirir un ejemplar del Nº 28 de El Desafío de la Historia, pueden hacerlo en las oficinas del Grupo  Editorial Macpecri C.A., ubicadas en el Multicentro Empresarial del Este, Torre Miranda, Núcleo B, piso 15, Ofic. 154. Chacao, Caracas. Teléf. 0212-263.6923.

Escrito por Luis Farage Dangel

Luis Farage Dangel

Capitán de Navío (R), graduado de la Escuela Naval de Venezuela en 1981; con Máster en Estrategia Naval (ESGN); Diplomado en Estudios Avanzados de Procesos Históricos (UNIMET); Programa Avanzado de Gerencia. P.A.G. XXI (IESA); Curso de Comando y Estado Mayor Naval (ESGN); Especialización en Administración y Organización de Empresas (UCV); Curso de Gerencia Logística y Mantenimiento de Aviación Naval (USNSCS). Director de la expedición de arqueología submarina realizada por la Armada Venezolana a los restos del naufragio del Navío de Línea español San Pedro Alcántara, y de los naufragios en costas venezolanas de los Submarinos alemanes de la Segunda Guerra Mundial durante 2009 y 2011. Actualmente es aspirante al título de doctor en Historia en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Luis Farage Dangel

Capitán de Navío (R), graduado de la Escuela Naval de Venezuela en 1981; con Máster en Estrategia Naval (ESGN); Diplomado en Estudios Avanzados de Procesos Históricos (UNIMET); Programa Avanzado de Gerencia. P.A.G. XXI (IESA); Curso de Comando y Estado Mayor Naval (ESGN); Especialización en Administración y Organización de Empresas (UCV); Curso de Gerencia Logística y Mantenimiento de Aviación Naval (USNSCS). Director de la expedición de arqueología submarina realizada por la Armada Venezolana a los restos del naufragio del Navío de Línea español San Pedro Alcántara, y de los naufragios en costas venezolanas de los Submarinos alemanes de la Segunda Guerra Mundial durante 2009 y 2011. Actualmente es aspirante al título de doctor en Historia en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

3 comentarios sobre “El cañonero Urdaneta, el centinela solitario

  • el 22 abril, 2014 a las 11:35 pm
    Permalink

    Para poder comprar el libro de cañonero?

    Respuesta
  • el 9 abril, 2015 a las 3:19 pm
    Permalink

    W. Larrazábal estuvo refugiado en el puerto de Gibara, Cuba a fines de 1944 y comienzos de 1945. Me interesaría conocer el buque que comandaba Wolfgang Larrazábal U. porque tengo mis dudas sobre si fue el General Urdaneta o El Leandro. Agradeceria información en ese sentido, y si es posible imágenes.

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2017 a las 6:44 pm
    Permalink

    navegue con el capitan de navio farage en la fragata general salom f25 en su revision de grantia al puerto de genova en 1983 exelente oficial y muy exigente en las tareas de mar la vida militar era dura a bordo pero tenia sus recompensas y grandes enseñansas saludos a mis compañeros del cont alfa 82 y de la fragata general salom .no rendirse jamas…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *