Canadian Warplane Heritage Museum

cwh-22

Ubicado en la ciudad de Hamilton, en la provincia de Ontario en Canadá, se encuentra el “Canadian Warplane Heritage Museum”, el cual a pesar de no contar con un gran número de aeronaves, posee  un ambiente aeronáutico que envuelve a quien lo visita, y queda maravillado de las excelentes condiciones en las cuales se encuentran los “pájaros de Guerra” que allí descansan, muchos de los cuales se mantienen incluso volando regularmente en shows aéreos en Estados Unidos y Canadá, y en los cuales  por una cierta cantidad de dinero, Ud. puede también disfrutar de un paseo sobre la costa del Lago Ontario.

El Museo abre sus puertas todos los días del año, con la única excepción de Año Nuevo y Navidad. La vía más sencilla  de acceso desde Toronto, es  a través de la Autopista 403, tomando luego el Airport Road, que conduce  al Aeropuerto Internacional de Hamilton. Es fácilmente identificable gracias a su impresionante CF-104 colocado en un pedestal a la entrada del mismo.

La visita a este Museo es un verdadero viaje de entretenimiento y aprendizaje de la historia viviente de la aviación canadiense, y está diseñado de una forma tal que el visitante pueda interactuar con el ambiente y los aviones expuestos allí. Ud. Puede por ejemplo subirse a la cabina de un Fleet Ford, o en la cabina de un CF-100 Canuck, sin restricción alguna. !! . Hay otras experiencias interactivas, tales como un simulador del C-119 Boxcar, desde el cual se pueden escuchar las transmisiones en vivo desde la torre de control del Aeropuerto, así como un T-33 Shooting Star, cuyas superficies movibles tales como alerones, flaps, tren de aterrizaje, y otras, pueden ser operados por el visitante desde un panel de control remoto. Si tiene suerte y el tiempo lo permite, también vera seguramente volar a uno de los aviones en condiciones de vuelo del museo.

cwh-12

A la entrada, hay una sección dedicada a los hombres y mujeres de la Royal Canadian Air Force (RCAF), que sirvieron y rindieron sus vidas por la causa aliada en la Segunda Guerra Mundial. Allí se encuentra una gran cantidad de artículos históricos de esta época, que incluyen fotografías, condecoraciones, uniformes, planes de vuelo, insignias, y finalmente, un pequeño mural de un Hawker Hurricane, en cuyo fondo se puede escuchar grabaciones de transmisiones radiales de la época, y que está adornado con modelos a escala 1/72 representando la evolución de la aviación militar canadiense desde sus inicios hasta la actualidad.

cwh-1

Al cruzar la puerta que divide esta sección del hangar, encontrara  Ud.  una interesante representación  de la historia de la aviación local y  mundial, especialmente, por la peculiaridad de los modelos que allí se exhiben.

Los amantes de la aviación  podrán disfrutar de los siguientes  aviones en este  extraordinario  sitio:

Fairy Firefly Mk5, avión con el cual comenzó su colección el museo; Supermarine Spitfire Mk XVI; Avro Anson VI; Beech D-18S Expeditor; Cessna T-50 Crane; Douglas DC-3 Dakota (en condiciones de vuelo); Lockheed T-33 Silver Star; deHavilland Vampire, el cual fue donado por la Fuerza Aérea de Suiza, aunque está pintado con el esquema de la RCAF; Lockheed CF-104D Starfighter, con un llamativo y muy bonito esquema del Tiger Meet; Hawker Hunter, también donado por la Fuerza Aérea Suiza, y pintado con las insignias de este país; Canadian CF-5 Freedom Fighter,pintado en esquema de baja visibilidad; Avro CF-100; Avro Lancaster, el cual es uno de los tan solo dos que quedan volando en el mundo; North America B-25J Mitchell, también en condiciones de vuelo; Consolidated PBY 5A Canso; Grumman CSF-2 Tracker, Fairchild F-24 Argus; Auster Beagle; Boeing Stearman PT-27; deHavilland DHC-1 Chipmunk; deHavilland 82C Tiger Moth; Fairchild PT—26 Cornell; Fleet Finch; Fleet 21 K; North American Hardvard IV, modelo del cual hay al menos cuatro unidades, todos en condiciones de vuelo y entre paréntesis, uno de los aviones que vuela diariamente sobre  los cielos de Ontario; North American NA-64 Yale, y finalmente un  Sopwith Pup de la Primera Guerra Mundial, pintado en los colores de una de las  monturas del Cap. Roy Brown, sujeto de uno de los más controversiales aspectos de la historia aeronáutica mundial…. y acreditado como el responsable del derribo de Manfred Von Richtoffen, mejor conocido como el Barón Rojo.  El único helicóptero de la colección es un Sikorsky SJ1, inmaculadamente pintado de amarillo, y con una camilla de rescate colocada a un lado.

cwh-17

Una de los aspectos  más llamativas  del museo, es que los talleres dedicados a la restauración y puesta a punto de estas reliquias, están ubicados  dentro del mismo hangar, por lo que es posible ver el trabajo en progreso, hablar con los restauradores, y aprender un aspecto más de la dedicación de estos hombres cuya principal función es la preservación del legado histórico aéreo de Canadá. En la actualidad hay dos proyectos interesantísimos en progreso, un Westland Lysander, conocido por sus vuelos nocturnos de penetración sobre la Alemania de la Segunda Guerra para la infiltración de agentes de inteligencia, y un Westland Bolinbroke, versión canadiense del Blenheim.

cwh-4

Como si todo esto no fuera suficiente, a la salida encontrara una tienda de motivos aeronáuticos, que según los operadores del museo, es la más grande de su estilo de Canadá. Aquí puede encontrar entre otras cosas, modelos plásticos de las mejores marcas, más de 300 títulos en libros de aviación, gorras, franelas, afiches, videos, parchos de los Escuadrones y  unidades de vuelo de la RCAF, etc.

cwh-6

Si las horas pasan rápidamente y es su deseo comer, encontrara también la “Cantina de la Liberación de Holanda”, ambientada con afiches alusivos, y modelos a escala colgando sobre su mesa, la cual ofrece una extraordinaria vista de la rampa del Aeropuerto, además de comida típica norteamericana a precios bastante accesibles.

cwh-5

La entrada general al Museo es de $10 CAN, y su página web es http://www.warplane.com/

cwh-2

Definitivamente, el “Canadian Warplane Heritage Museum” es un sitio obligado para el turista aeronáutico en esta región, con la garantía de que a la salida, estará satisfecho de haber visto una de las mejores colecciones de  aviones no solo de Canadá, sino del mundo, y en uno de los mejores ambientes aeronáuticos que museo alguno pueda ofrecer…… muy a pesar de frío.

 Por: Omar Quintero

Escrito por Omar Quintero

Omar Quintero

Ingeniero Industrial con postgrado en Finanzas – Miembro de FAV-Club

Omar Quintero

Ingeniero Industrial con postgrado en Finanzas - Miembro de FAV-Club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *