Los Monjes, el bautizo de las alas militares en defensa del espacio aéreo soberano

headermonjes

Dentro de los factores involucrados en el ejercicio de la política exterior de un país se encuentra el brazo armado conocido en Venezuela como Fuerza Armada. Esta capacidad militar representa el monopolio del uso de la violencia que se reserva el Estado como figura garante de la soberanía del país y de la protección de los ciudadanos que viven en su territorio.

La garantía de la soberanía  del territorio se puede ejecutar en tres dimensiones: tierra, mar y aire.  Las dos primeras  pueden encontrar referencias históricas que se remontan en nuestro país, a la propia época de la independencia.  El arma aérea, por su parte, aparece en nuestro país a partir de 1920. Desde entonces su participación en operaciones reales en  defensa de nuestra soberanía han sido tímidamente registradas. En los actuales momentos, la Aviación Militar es una referencia de tecnología y precisión en el arte de la guerra a nivel mundial. Para lograr estos calificativos de referencia global en Venezuela, se invierte gran cantidad de esfuerzo en entrenamiento de nuestras tripulaciones para garantizar una respuesta efectiva en caso de que la situación lo amerite. Sin embargo, en 1952, durante el gobierno de la Junta Militar se registró un hecho interesante que involucró a la Aviación Militar con la defensa de la soberanía de Venezuela sobre el Archipiélago Los Monjes.

mapa

Por otra parte, es oportuno comentar que la evolución del proceso de negociación limítrofe con la hermana República de Colombia ha incorporado una amplia gama de herramientas diplomáticas a lo largo de la historia. Uno de los primeros registros en relación a este caso en particular data del  27 de marzo de 1528, cuando el Emperador Carlos V aplica en el Archipiélago de Los Monjes el principio de anexo natural a la costa más próxima, en el contrato con los Welser de Ausburgo, conocido como la Capitulación de los Welser. Este hito representa una considerable distancia histórica con el nacimiento de la aviación.

No obstante, en el año 1952 se conjugaron la historia, la diplomacia, y la fuerza militar, con la particular característica del empleo de la aviación. Por ser este hecho una referencia histórica en Venezuela del uso del arma aérea como instrumento de defensa y ratificación de la soberanía, la presente investigación se orientó a la revisión de los antecedentes históricos, hechos y consecuencias derivados de ese episodio.

Con la intención de conocer parte de los acontecimientos que  precedieron a los hechos de la movilización militar de 1952, se iniciara la fase descriptiva con una reseña cronológica.

Antecedentes cronológicos

1871

Agosto 22. El Gobierno venezolano de Antonio Guzmán Blanco dicta un decreto por el cual se establece el territorio Colón, incorporando al mismo el Archipiélago Los Monjes.

Agosto 31. Por decreto de esta fecha, el mismo gobierno prohíbe explotar Güano el territorio Colón y por consiguiente  Los Monjes, sin permiso del Gobierno.

1891

Marzo 16. Se promulga en la Gaceta Oficial de Madrid el Laudo Arbitral de la Reina Maria Cristina. Durante veinte años, de 1871 a 1891, siendo la Guajira venezolana, Los Monjes eran venezolanos, como prolongación natural de esa península. Acorde con Valois (1981), el Laudo Español cambió el status de la Güajira y con ella el de Los Monjes, como anexo natural  suya.

1895

Mayo 17. Basándose en el Laudo Español de 1891, el Gobierno colombiano celebra el contrato de explotación de Güano en Los Monjes con J. Gaibrois. En el contrato se subraya que esos islotes están en aguas territoriales colombianas. No hubo objeción venezolana.

1900

Abril 29. Las dos comisiones de ejecución del Laudo escogen conjuntamente la terraza de Castillete Sur para fijar allí el hito  número uno de la raya fronteriza. El Archipiélago de Los Monjes conserva su tradicional anexidad y no se le menciona.

1919

Marzo 08. Basándose en el Laudo Español, el Gobierno colombiano del Presidente Marco Fidel Suárez, celebra el contrato de explotación del Güano en Los Monjes con el General Enrique Arboleda.

Mayo 13. Firmado ya por el presidente Suárez, este contrato también lo firma el Ministro de Obras Públicas de Colombia, Carmelo Arango, el 13 de mayo. No hay protesta venezolana.

1924

Julio 30. Se les notifica a ambos gobiernos, la sentencia de alindamiento pronunciada por los expertos suizos. Esta sentencia confirma la soberanía de Colombia sobre la Güajira y el archipiélago conserva su natural anexo con la Güajira. No hay reclamación venezolana.

1934

Se publica por el Gobierno colombiano la primera edición del libro de la “República de Colombia”.

1941 Abril 5. Se firma en Cúcuta el “Tratado de Límites Generales de Venezuela y Colombia”. No se mencionan a Los Monjes, lo cual favorece la tesis neogranadina.
1944

Mayo 20.  El Gobierno colombiano publica la segunda edición del libro“Limites de la República de Colombia” en cuya página 101 dice: “Pertenecen también a  Colombia las islas y cayos llamados Los Monjes y todas las demás islas, islotes, cayos, morros y bancos que se hayan próximos a sus costas”. No hay reclamación venezolana.

1951

Junio 29. Por decreto 214  del año 1951, el Gobierno de Venezuela adscribe al Archipiélago de Los Monjes a la Capitanía del Puerto de Las Piedras. No hay reclamo colombiano.

1951

Noviembre 05. En Colombia, Roberto Urdaneta Arbeláez como Presidente Encargado y Laureano Gómez, comparte el gobierno como titular.

 En el año del episodio

1952

Enero 10. En Colombia, la revista oficial “Territorios Nacionales”, publica el escrito del abogado Hernando Holguín Peláez, afirmando que Los Monjes forman parte de Colombia.

Enero 17. La cancillería venezolana emite un comunicado afirmando la soberanía de Venezuela sobre Los Monjes. Lo firma el canciller encargado Rafael Gallegos Medina y lo ratifica luego el titular Luis Emilio Gómez Ruiz. El Ministro de la Defensa, para ese entonces Coronel Marcos Pérez Jiménez, ratifica al comunicado y dice: “La voz del canciller es la voz del Gobierno”.

Enero 23. El diario “El Universal” de Caracas cita la declaración del Secretario de la Cancillería colombiana Alfredo Vázquez afirmando que el Archipiélago de Los Monjes es parte del territorio insular colombiano.

Febrero 27. La  Comandancia de las Fuerzas Navales de Venezuela publica en la Gaceta Oficial No. 23.770, la instalación de un faro en Los Monjes Grandes del Sur.  Las características de este faro fueron también publicadas en “El Heraldo” del 27 de febrero, (248 pies de altura sobre el nivel del mar y una visibilidad de ocho millas náuticas) en una nota dirigida a los navegantes y firmada por el Capitán de Fragata Oscar Ghersy Gómez.

Marzo 04. El Estado Mayor de la Fuerzas Militares de Colombia reacciona  a través de un estudio, identificado como Documento Nº 8 en el libro de R. Schwartz (1993). En este análisis se especifican en el párrafo Nº 3 como algunos de los factores relativos al problema, que ni Colombia ni Venezuela tienen títulos de soberanía  sobre el archipiélago. Así mismo, se menciona que los islotes “carecen de valor estratégico desde el punto de vista militar”. En consecuencia el documento recomienda al Gobierno de Colombia hacer caso omiso de los actos referentes al problema de los Mogotes de Los Monjes. (Anexo “A”)  Schwartz.1993

Mayo 09. Se celebra en el Palacio de Miraflores un consejo de Ministros donde el canciller Luis Gómez Ruiz dio cuenta de un informe preparado por su despacho, donde se estudió las particulares ante los posibles escenarios que podría presentar Colombia. El canciller ejecutó una amplia exposición, donde a pesar de no disponer de documentos que probaran la expresa titularidad sobre el territorio en cuestión, se sustenta la soberanía de Venezuela en el Archipiélago Los Monjes, bajo el principio de uti posidetis.Archivo Histórico de Miraflores.

Junio 12. El Ministerio de la Defensa de Venezuela publica un aviso oficial donde se convocan a las reservas excedentes de las clases 1950 y 1951.

Agosto del 13 al 29. En esas fechas el buque insignia de la Armada colombiana ejecutó varias prácticas de tiro de entrenamiento contra los islotes de Los Monjes. Dicha maniobra fue conducida por el Capitán de Navío Jorge Berrio Posada y el Teniente de Navío Oscar Herrera Rebolledo.

Septiembre 1. La embajada de Colombia en Caracas recibe informe de la Dirección de Marina del Estado Mayor Naval de Venezuela donde reportan que el Buque de la Armada colombiana ARC Almirante Padilla hizo varios disparos contra embarcaciones pesqueras, dos de las cuales hicieron blanco en la isla Los Monjes del Norte. El texto fue elaborado en términos conciliatorios, al punto que el embajador colombiano finaliza la nota que envía a su gobierno diciendo “…parece demostrar que este gobierno desea evitar incidente, pero es de la mayor urgencia que ustedes pidan inmediatamente Almirante Padilla informe sobre lo sucedido y nos cablegrafíen”.

Septiembre.  La novedad llega con retardo al Ministerio de la Defensa, y sin demora se ordenó una  alerta máxima en las instalaciones militares y se reforzó las guarniciones de Venezuela en la zona fronteriza con Colombia. Al mismo tiempo se ordena el despliegue de  las corbetas  Patria, Federación y Victoria de la Marina de Guerra Venezolana hacia el área de Los Monjes. La fuerza naval transportaba al batallón Agustín Codazzi y otros efectivos de la infantería de marina,  quienes al mando del Capitán de Fragata Oscar Ghersy Gómez se dirigieron al teatro de operaciones. Por su parte, el Escuadrón de Caza Nº 36 de la Aviación Militar Venezolana, dotado de los aviones Republic F-47D Thunderbolt  de fabricación norteamericana y comandados por los capitanes Alberto Delgado Ontiveros y Néstor Rodríguez despegaron desde el aeropuerto Grano de Oro en Maracaibo para realizar patrullajes de fronteras en apoyo a las fuerzas de superficie. Para esas misiones reciben el apoyo del Escuadrón de Reconocimiento R-1 que estaba al mando del Teniente Coronel Luciano Sánchez Carrero, con aeronaves del tipo Beech AT-11. También se incorporaron a la operación aeronaves North American B-25J Mitchell  pertenecientes al Escuadrón B-40 y los modernos aviones de propulsión a chorro De Havilland Vampire de fabricación inglesa. Estos últimos fueron adquiridos en 1949. Con el inventario de aeronaves antes descrito se ejecutaron operaciones de patrullaje y sobrevuelo cada seis horas  en el área del teatro de operaciones, entre los días ocho al quince de septiembre. Después de  enfrentar las dificultades de un mar de leva desembarcaron en Los Monjes Sur, las tropas venezolanas al mando del Capitán Luis Benito Gutiérrez, quien izó el tricolor patrio al acorde de las voces presentes que interpretaron el “Gloria al Bravo Pueblo”. Schwartz (1993) afirma que “aquella misión fue conocida, medio en serio y medio en guasa, como la Operación Caimán, por que en aquel entonces estaba de moda la guaracha de Billo´s que decía `se va el caimán / se va para Barranquilla”.

Noviembre 22. Se expide la GM 542 elaborada por Vázquez Carrioza como Secretario General de la Cancillería, firmada por Juan Uribe Holguín como Ministro de Justicia encargado de la Cancillería. El texto mas importante de la esta nota es sin duda el que afirma “con base en los antecedentes  mencionados, el Gobierno de Colombia declara que no objeta la soberanía de los Estados Unidos de Venezuela sobre el Archipiélago de Los Monjes y que en consecuencia no se opone ni tiene objeción respecto al ejercicio de la misma o a cualquier acto de reclamación alguna que formular respecto al ejercicio de la misma o cualquier acto de dominio de este país sobre el  archipiélago en referencia”.

La nota fue  entregada a las once de la mañana del mismo día por Vázquez Carrioza al embajador de Venezuela en Colombia, Luis Jerónimo  Pietri.

Noviembre 27. Mensaje del embajador Urrutía Holguín al presidente Urdaneta Arbeláez, felicitándolo por la GM 542.

Noviembre 29. Es izado oficialmente el pabellón venezolano en Los Monjes Grande del Sur. Guardan silencio el Gobierno y el Ejército colombiano.

Diciembre 02. El Coronel Marcos Pérez Jiménez asume la presidencia de  Venezuela.

Este resumen de los hechos permiten describir el episodio del diferendo limítrofe por el Archipiélago de Los Monjes que involucró por primera vez la utilización de aeronaves  en la operación en la reafirmación de la soberanía de  Venezuela en esa zona.

despliguemonjes

Corbeta Victoria, de la Armada venezolana
Corbeta Victoria, de la Armada venezolana

Explicación del episodio

Dentro de las explicaciones que se pueden efectuar sobre este particular episodio se deben distinguir las de orden político diplomático y las de orden militar. En el orden político diplomático este acontecimiento se puede explicar como una consecuencia de una serie de acciones sin reacciones. En otras palabras, Venezuela se mantuvo silenciosa durante la celebración de contratos, por parte del Gobierno colombiano que permitían  la  explotación del Güano en los años 1895 y 1919.   De igual manera, tampoco hubo pronunciamiento de Venezuela cuando expertos suizos sentenciaron que la soberanía sobre Los Monjes correspondía a Colombia, en el año 1924. Seguramente, Colombia manejó como argumento central en sus negociaciones el hecho de que el Archipiélago Los Monjes fue siempre considerado como una extensión de la península de la Güajira. En consecuencia,  la sentencia del laudo español que confiere a Colombia el mayor dominio de la península  conferiría, bajo la tesis de Colombia la soberanía automática sobre Los Monjes.

Por su parte, la posición de Venezuela se dificultó por el hecho de que no existían documentos históricos que probaran su soberanía en la zona. Como respuesta  se ejercieron dos decretos distanciados por ochenta años, uno en el gobierno de Guzmán Blanco (1871) y otro durante el ejercicio de la Junta Militar de Gobierno (1951)  donde se ratifica la soberanía de  Venezuela en el Archipiélago. Esta acción validó en dos episodios la convicción irrevocable del gobierno venezolano, ante sus ciudadanos, de defender su derecho de propiedad sobre el territorio en disputa. Es un territorio que perteneció a la Capitanía General de Venezuela durante la colonia y cuya anexidad natural a la península Guajira se pierde con la sentencia que otorga a Colombia el dominio de ese zona. La firme acción política del gobierno venezolano que lo llevó en dos oportunidades a decretar la soberanía en el Archipiélago Los Monjes fue seguramente la misma que lo llevó en 1952 a emplear el uso de las armas como mecanismo de continuación de la política con otros medios.

Campamento militar venezolano en Los Monjes después del incidente. Al fondo dos corbetas de la clase Flower (Foto: archivo Roberto Pérez Lecuna(
Campamento militar venezolano en Los Monjes después del incidente.
Al fondo dos corbetas de la clase Flower (Foto: archivo Roberto Pérez Lecuna)

En el aspecto militar la explicación gira alrededor del empleo de una fuerza naval tradicional en un escenario de conflicto marino con la conjugación de elementos aéreo híbridos. Las aeronaves representaron un elemento militar con grandes diferencias de velocidad, flexibilidad y maniobrabilidad con respecto a su par de los mares. La participación de aeronaves permitió la ejecución de misiones de patrullaje aéreo que a su fin recogían una actualización de los detalles existentes en el teatro del conflicto y facilitaban la retroalimentación al más alto nivel militar y político.  Otro elemento que contribuye a la explicación del uso del arma aérea fue el hecho de poder demostrar a través de esta operación la superioridad aérea que Venezuela disponía para el momento. Por tal motivo se combinaron aeronaves de bombardeo North American B-25J Mitchell, con unidades de transporte y reconocimiento como el Beech AT-11, con aviones de caza, propulsadas a hélice  Republic F-47D Thunderbolt y con aeronaves de propulsión a chorro del tipo Vampire FB.52, para el momento del acontecimiento, Venezuela disponía de estas unidades  las cuales seguían siendo el punto de partida de la aviación militar a chorro en Latinoamérica. El particular sonido de estos aparatos puede también haber causado una sensación de inseguridad y profunda incertidumbre en las unidades militares de Colombia.

Cazas F-47D Thunderbolt de la Fuerza Aérea Venezolana
Cazas F-47D Thunderbolt de la Fuerza Aérea Venezolana
Bombarderos B-25J Mitchell
Bombarderos B-25J Mitchell

Una de las anécdotas registradas en las fuentes consultadas, reseña que las aeronaves también fueron utilizadas para hacer lanzamiento de periódicos y pertrechos sobre las unidades flotantes y posteriormente sobre el propio archipiélago.  De esta forma se describe el principio de sinergia que permitió consolidar fuerzas de aire y mar  con suficiente contundencia que favoreciera la elaboración de la nota GM-542, donde Colombia termina reconociendo la soberanía de Venezuela sobre el Archipiélago Los Monjes. De esta manera se comprueba  la definición de la guerra emitida por el filosofo alemán Karl Von Clausevitz, “La guerra es la continuación de la política con otros medios”.

Beechcraft AT-11B Kasan
Beechcraft AT-11B Kasan
Caza Vampire FB.52 de Venezuela
Caza Vampire FB.52 de Venezuela

Evaluación

Al intentar valorar el episodio de 1952 sobre la soberanía de Venezuela en el Archipiélago de Los Monjes, se puede opinar que los acontecimientos de aquel momento condujeron a una mayor presencia de Venezuela en  la zona, ésta se materializó a través del establecimiento de un apostadero naval, una estación meteorológica, una estación de investigación científica y  la construcción de un puente entre dos de sus islas (actualmente unidas por un relleno artificial). Esta actividad ha sido de gran importancia para otras divergencias con  la República de Colombia, tales como la generación de una zona económica exclusiva en las islas del archipiélago, la delimitación de aguas marinas y submarinas; en cuyos caso no existe ninguna discusión sobre la soberanía de Venezuela sobre el Archipiélago de Los Monjes.

 Los Monjes hoy en día
Los Monjes hoy en día

Fuera del tema en sí, se observó en las fuentes consultadas algunas imprecisiones. Por ejemplo, hay quienes sostienen que el episodio de Los Monjes fue durante el gobierno del General Marcos Pérez Jiménez y que se utilizaron bombarderos BAC Canberra B.2. Obviamente, ambos elementos son imprecisos tal y como se explicó en el presente documento.  En consecuencia, se hace necesario la revisión y documentación de los episodios históricos que forman parte de la historia de la Aviación Militar Venezolana.

Por: Rolando Eseer De Lima

Bibliografía:

Archivo Histórico de Miraflores. Acta de consejos de ministros del 09 de mayo de 1952.

Fuerza Aérea Venezolana.  Fuerza Aérea Venezolana 80 años de historia (1920-2000) Enciclopedia multimedia referencial interactiva. Mediamatix. C.A. Caracas 2000.

Holguin Pelaez, Hernando. Los Monjes enjuiciamiento de una traición. Prosar. Bogotá 1975.

Paredes, Luis h. Historia de la aviación militar venezolana (1920-1994).  Italgráfica. C.A.  Caracas 1997.

Rojas Cabot Román y Viña Laborde Edmundo. Al otro lado del golfo de Colombia Refuta a Colombia.  Impresos Urbina. Caracas 1984.

Schwartz, Rafael. Los Monjes conflicto entre Venezuela y Colombia. Bonalde editores. Caracas 1993.

Tejera París, Enrique y otros. Venezuela y sus fronteras en las actuales circunstancias. Editorial venezolana. Mérida 1988.

Valois Arce, Daniel. ¿ Los Monjes un mito trágico? Prosar. Medellín 1981.

Escrito por Rolando A. Esser De Lima

General de Brigada de la Aviación Militar Bolivariana

Rolando A. Esser De Lima

General de Brigada de la Aviación Militar Bolivariana

5 comentarios sobre “Los Monjes, el bautizo de las alas militares en defensa del espacio aéreo soberano

  • el 16 septiembre, 2014 a las 6:12 pm
    Permalink

    Me veo obligado a discrepar del autor cuando señala que “Por su parte, la posición de Venezuela se dificultó por el hecho de que no existían documentos históricos que probaran su soberanía en la zona.”
    Muy al contrario, ya en fecha tan temprana como 1855, la goleta de guerra Monagas, desalojó de Los Monjes del Sur a un grupo de tripulantes del buque estadounidense Mary Elizabeth, quienes ilegalmente extraían guano de las islas. Esto se conoce en Derecho Internacional como efectivité, es decir, un acto auténtico de ejercicio de la soberanía nacional sobre un determinado territorio.
    En 1856, el Gobierno de Venezuela protestó mediante nota diplomática la inclusión del archipiélago en un contrato entre el ciudadano estadounidense John Gowen y el Gobierno de la entonces Nueva Granada, para el aprovechamiento de algunas islas. La protesta fue aceptada pacíficamente por el gobierno del país vecino.
    En 1871, cuando el Presidente Guzmán Blanco dictó el Decreto de creación del Territorio Colón, que incluyó expresamente al archipiélago de Los Monjes, el gobierno colombiano guardó silencio, lo que significa que aceptó la soberanía de Venezuela sobre las islas, en virtud de la figura del Derecho Internacional conocida como aquiescencia.
    Estos tres argumentos hacían suficiente peso para demostrar, conforme al Derecho Internacional, la soberanía de Venezuela sobre Los Monjes frente a Colombia, que por su parte, y como personalmente nos consta, no tenía, ni tiene, ningún argumento ningún argumento y/o documento al respecto.

    Respuesta
  • el 5 enero, 2015 a las 2:31 pm
    Permalink

    Francisco Nieves Croes tiene razón. Cuando Venezuela protesta la intromisión de Jhon Gowen, y proceden a desalojar a ese personal, estos se dirigen a el Canciller Colombiano Don Lino de Pombo. quien les aclara la situación al decirles que hubo un error en el documento, donde el los autoriza a extraer guano de las Islas de San Andrés, Providencia y los Mangles, siendo copiado por error Los Monjes. Ante la protesta Venezolana, Don Lino de Pombo emite una declaración en la que Colombia no objeta la soberania de Venezuela sobre Los Monjes. Esa declaración a mi juicio, debe ser considerada la carta magna de Venezuela ante cualquier reclamo posterior que pudiese producirse por parte de Colombia.

    Respuesta
  • el 7 febrero, 2015 a las 12:13 pm
    Permalink

    Siempre se dice cuentas claras conservan amistades, pero siempre del lado neogranadino nunca ha sido esa su intención ,pues se ha visto que ellos con suterfugios diplomaticos desean apoderarse de territorios foraneos,recordemos al NEFASTO JULIO LONDOÑO quien siempre con su actitud nada amistosa nos desafio a demostrar nuestra soberania en los monjes cosa que la hizo el DR.JORGE OLAVARRIA(+) y luego durante su gobierno el COMANDANTE HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS

    Respuesta
  • el 24 septiembre, 2017 a las 8:48 pm
    Permalink

    Excelentes artículo histórico , prueba la unidad nacional a la hora de una agreción a nuestra soberanía nacional por parte de cualquier país a nuestra patria , los ejércitos venezolanos han salido de nuestras fronteras solo a libertar pueblos oprimidos , recordemos la gloriosa gesta libertadora de simon Bolivar y la liberación de naciones hermanas por parte de el imperio español de aquélla epoca , solo mencionar pichincha , ayacucho y la creación de Bolivia , corroboran un glorioso pasado militar , en la actualidad prevalece la diplomacia entre gobiernos en disputas territoriales como pueblos civilizados que somos , pero no debemos olvidar que Venezuela posee inmensas reservas petroleras y gasiferas así como también recursos auriferos e hídricos , no faltan quienes apetecen dichos recursos , no olvidemos el pendiente laudo arbitral por nuestra Guayana esequiba , aplicarian casi los mismos terminos de la diplomacia y el derecho internacional como los históricos hechos del archipiélago de los monjes y la intención de Colombia de anexarselosna su territorio,el esequibo es y será territorio venezolano ,remitamonos a los antiguos limites establecidos a la capitanía general de Venezuela en épocas coloniales y no se necesita tener un doctorado en derecho internacional para darnos cuenta a quien realmente pertenece el esequibo , lógicamente a Venezuela y no es por regionalismo u exacerbado patriotismo , en el archivo general de indias de Sevilla en españa están dichos documentos que así lo corroboran incluyendo mapas ,queda pues a el cuerpo diplomático de el gobierno nacional el deber de defender nuestra soberania en dicha disputa territorial con Guyana , emulemos a nuestros libertadores y a quienes en diferentes épocas defendieron nuestra soberanía nacional no en la forma que los libertadores durante la independencia , pero hicieron meditar profundamente a quienes intentaron violentar la soberanía venezolana, no olvidemos nuestra historia , he ahí la respuesta a muchas actuales preguntas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *