PIMA Air Museum y AMARC

armacheader

La base aérea de Davis-Monthan en las afueras de Tucson, Arizona, es una localidad única dentro del Departamento de Defensa  de los Estados Unidos, la cual la convierte en un lugar de peregrinaje para los aficionados de la aviación en el mundo entero. Esta característica única proviene de ser una instalación que ocupa mas de mil hectáreas de terreno inmediatamente al este de la pista activa de la base, que alberga por un lado, al PIMA Air Museum,  uno de los museos aeronáuticos más grandes del mundo, con mas de 250 aeronaves en exhibición, y por el otro al AMARC (Aerospace Maintenance And Regeneration Center) con mas de 4.300 aviones y helicópteros en almacenamiento abierto, a la espera de ser puestos en vuelo en algún momento para el servicio con la USAF u otra nación, o por el contrario, esperar sus momentos finales a manos de las tenazas de un grúa que lo convertirá en chatarra.

Bajando por la autopista interestatal I-10 viniendo desde el centro de la ciudad de Tucson, se llega a Valencia Road que nos lleva a la entrada principal de ambas instalaciones. Al llegar a la entrada principal de PIMA, la vista es algo más que impresionante. A la entrada del estacionamiento nos recibe resaltante un Lockheed SR-71 Blackbird y como fondo se pueden identificar las colas de tres Boeing B-52 y un Convair B-58 Hustler, mientras que al lado contrario de la carretera, una fila interminable de Lockheed C-141 Starlifter, Hercules, Grumman Tracker, y Lockheed Neptune nos dicen que estamos en uno de los límites de AMARC. Para nuestra desilusión, por ser AMARC una instalación del Gobierno Federal, la entrada a la misma es restringida a los visitantes y es posible acceder a ella tan solo a través de permisos otorgados por las compañías que allí operan y que hay que solicitar con semanas de anticipación, o abordando el tour que el museo de PIMA ofrece los días de semana, lo cual significó que por ser día sábado, no me fue posible realizarlo. Esto sin embargo, no empañó de ninguna manera la visita, sino por el contrario la hizo más interesante, ya que tendríamos la oportunidad de rodear la instalación libremente por sus fronteras exteriores sin suscribirnos a las limitaciones impuestas por el tour.

Lockheed SR-71 Blackbird (Foto: Omar Quintero)
Lockheed SR-71 Blackbird (Foto: Omar Quintero)
Boeing B-52 Stratofortress (Foto: Omar Quintero)
Boeing B-52 Stratofortress (Foto: Omar Quintero)

Dentro del Museo, las más de 250 aeronaves esperan al visitante distribuidas entre los espacios abiertos y cinco hangares, por lo que describir con palabras la extraordinaria riqueza en historia aeronáutica en las instalaciones es infructuoso. Sin embargo, existen algunas piezas de incalculable valor histórico que vale la pena mencionar entre otros, tanto por el peculiar momento que representan, o por ser piezas únicas en ser preservadas tales como los que se mencionan a continuación:

  • Boeing VC-137 Freedom One usado por varios presidentes incluyendo a John F. Kennedy.
  • Martín 404
  • Boeing YC-14 (Prototipo) del  cual se construyeron sólo tres.
  • Boeing B-377SG Super Guppy
  • Martin B-18B Bolo
  • Martín PBM-5A Mariner
  • Columbia XJL-1
  • North American XF-107A único sobreviviente de tres prototipos de evaluación construidos.
Martin B-18B Bolo (Foto: Omar Quintero)
Martin B-18B Bolo (Foto: Omar Quintero)
North American XF-107A (Foto: Omar Quintero)
North American XF-107A (Foto: Omar Quintero)

El recorrido en general es interesante y entretenido, y a cada momento encontrara el visitante piezas que capturaran su atención e interés. Así tenemos, por ejemplo un Grumman F-11A Tiger que perteneció al equipo acrobático Blue Angels, cinco aviones MiG de los modelos 15, 17 y 21, la serie de los llamados Century Fighters, es decir los cazas cuya denominación incluía la cifra 100 comenzando por el F-100 y diversos aviones de la US Navy tal como el North American RA-5C Vigilante que no son frecuentes de ver en los museos. Ni siquiera el hecho de tener que soportar las altas temperaturas características del desierto de Arizona, desanima a los verdaderos amantes de la aviación a realizar la visita a pie, sin embargo, no esta de más el sugerir a quienes en un futuro planeen visitar PIMA, llevar provisiones de agua para el recorrido o aprovechar el llamado TRAM Tour, que no es mas que un paseo dirigido en trenes acondicionados a través de las exhibiciones exteriores.

Grumman F-11A Tiger (Foto: Omar Quintero)
Grumman F-11A Tiger (Foto: Omar Quintero)
Mig-15 (Foto: Omar Quintero
Mig-15 (Foto: Omar Quintero)

Luego de pasar más de tres horas en el Museo, decidimos con la ayuda de un mapa, rodear en carro las instalaciones de AMARC. Si es difícil expresar con palabras la experiencia de visitar PIMA, la vista de AMARC sencillamente deja a cualquier persona, aun sin ser aficionado a la aviación algo más que boquiabierto. Filas y filas interminables de aviones, muchos de ellos enteros mientras que otro tanto están siendo desguazados, de diversos tamaños y tipos, se ven a través de todas las avenidas que parecieran no tener fin en los límites de esta instalación. Más impresionante aun, es ver las filas de aviones que son considerados aun como de primera línea y que comienzan a congregarse en AMARC. Cuando la existencia de un hombrillo en las avenidas nos lo permitió, tuvimos la oportunidad de bajar del vehículo y sentirnos impresionados con este espectáculo que difícilmente se puede ver en otro lugar del mundo occidental, donde cientos de F-14 Tomcat, F-16 Viper, F-15 Eagle, A-10 Warthog, C-130 Hercules, C-141 Starlifter, se mezclan entre otros veteranos como los Grumman Albatross,  los Tracker, los Buffalo y los Neptune, esperando impasibles su destino final.

S-2 Trackers en AMARC (Foto: Omar Quintero)
S-2 Trackers en AMARC (Foto: Omar Quintero)

El Museo esta abierto casi todo el año con pocas excepciones tales como Navidad y Año Nuevo, y el costo de la entrada es de US$ 9,50 y de $14,25 si incluye en tour a AMARC. Recomendamos a todo entusiasta la visita a este santuario de la aviación y le dejamos para su disfrute este testimonio gráfico, con la mente ya puesta en nuestro próximo viaje en la cual esperamos coordinar con antelación la visita a las compañías particulares que funcionan dentro de AMARC.

Por: Omar Quintero

Galería de Fotos

Fotos de Omar Quintero

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Escrito por Omar Quintero

Omar Quintero

Ingeniero Industrial con postgrado en Finanzas – Miembro de FAV-Club

Omar Quintero

Ingeniero Industrial con postgrado en Finanzas - Miembro de FAV-Club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *