Alenia G.222 "Golfo"

El G.222 es un avión de transporte militar bimotor de ala alta con características STOL  (del inglés de Short Take-Off and Landing, «despegue y aterrizaje cortos») de tamaño medio fabricado en Italia por Aeritalia (después denominada Alenia). Su primer vuelo fue el 18 de julio de 1970.

Originalmente fue desarrollado para cumplir una especificación de la OTAN, llegándose a construir 108 ejemplares, de los cuales la mitad entraron en servicio con Italia a partir de 1978 y el resto fueron destinados a la exportación, incluyendo diez para Estados Unidos designados como C-27A Spartan.

El G.222 evolucionó en la versión C-27J Spartan, un desarrollo más moderno que incluye los motores y sistemas del C-130J Super Hercules.

La historia del G.222 en Venezuela se inició con la adquisición de dos aviones para el entonces Grupo Aéreo de Transporte No.1 General de Brigada Tomas Montilla del Regimiento Aéreo del Ejército de Venezuela. Los aviones fueron entregados en 1983, operando desde el aeropuerto de La Carlota de Caracas.

Por su lado la Fuerza Aérea Venezolana encargó seis G.222, siendo entregados los dos primeros el 27 de agosto de 1984, hasta completar los seis en 1985 para reemplazar a los últimos Fairchild C-123B Provider en servicio desde 1958. Los nuevos aviones fueron asignados al Escuadrón de Transporte No.62 (T-2) del Grupo Aéreo de Transporte No.6, con asiento en la Base Aérea El Libertador (BAEL). Se conocieron localmente con el nombre de “Golfo”.

Por problemas de logística y de altos costo de operación, los dos G.222 del Ejército terminaron siendo transferidos a la Fuerza Aérea, la cual llegó a pasar operar un total de ocho aviones, que fueron emplearon en misiones de transporte táctico militar y vuelos humanitarios tanto en territorio nacional como internacional. Sin embargo con el tiempo, toda la flota sufrió de problemas de mantenimiento, por lo que la operatividad de los aviones fue intermitente y mermando poco a poco.

El 9 de noviembre de 1992 se registró el único accidente mayor de la flota, específicamente el avión matricula FAV5764 al momento de aterrizar en la población de San Ignacio de Yuruani, estado Bolívar, sin causar pérdidas humanas. Por su lado el último avión operativo, el FAV4402, tuvo un incidente menor en diciembre de 2006 al aterrizar en el aeropuerto de Maiquetía. Luego de reparado fue retirado del servicio en 2007, para finalmente ser trasladado al Museo Aeronáutico de Maracay. El resto de la flota se encuentra en completo estado de abandono en “El Carnero”, el cementerio de aviones de BAEL.

Alenia G.222

Tipo: Avión de transporte medianovistas_G222
Origen: Italia
Tripulación: 4;  piloto, copiloto, radio operador/ingeniero de vuelo y jefe de carga
Dimensiones: Longitud: 22,70m, Envergadura: 28,70m, Altura: 9,80m
Pesos: Vacío: 14.590 Kg.; Máximo al despegue:  26.500 Kg.
Planta Motriz: Dos turbohélices General Electric T64-GE-P4D, de 3.400HP, con hélices Hamilton Standard 63E60 de tres palas y paso variable.
Prestaciones: Velocidad máxima a 4.575 m: 540 Km./h. (292 nudos); Velocidad de crucero: 440 Km./h. (237 nudos); Alcance máximo con la carga útil máxima: 700 Km, con 44 soldados: 4.950 Km.; Techo: 7.620 m
Capacidad de Carga: hasta 9.000 kg; 53 soldados/paracaidistas.

 G.222 EV8328 del Ejército Venezolano. Posteriormente fue transferido a la Fuerza Aérea Venezolana recibiendo la matricula FAV5764
G.222 EV8328 del Ejército Venezolano. Posteriormente fue transferido a la Fuerza Aérea Venezolana recibiendo la matricula FAV5764, siendo el único de la flota perdido en un accidente, sucedido en el estado Bolívar, el 9 de noviembre de 1992

Fotografías

Vídeo

Escrito por FAV-Club

FAV-Club

Webmaster y Administrador del sitio fav-club.com

FAV-Club

Webmaster y Administrador del sitio fav-club.com

Un comentario sobre “Alenia G.222 "Golfo"

  • el 10 Marzo, 2015 a las 1:56 am
    Permalink

    Éste es el tipo de cosas que no se entienden, porque no actualizar éste avió con los rusos o chinos que nos pasa a los venezolanos, ¿será que siempre hay una buena excusa para los negocios oscuros?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *