Venezuela, en la búsqueda de un sistema para la defensa de sus costas

Venezuela es un país predominantemente marítimo por su posición geográfica. Está ubicada al centro del continente americano, en la fachada septentrional de América del Sur y sus costas se despliegan simultáneamente al mar Caribe y al océano Atlántico. La línea costera continental alcanza los 3208 km, 2.394 kilómetros sobre el mar Caribe y 814 kilómetros en el océano Atlántico. A esto hay que agregar, el territorio marítimo insular conformado por más de 314 islas, cayos e islotes. Por lo tanto, la custodia y defensa de esos inmensos espacios requiere de un despliegue considerable de medios.

La protección militar de las costas venezolanas, al igual que el resto del Caribe, se remonta a la época de la Colonia cuando los conquistadores españoles, una vez posicionados, erigieron una cadena de fortalezas para defender los nuevos territorios de las incursiones de piratas, filibusteros, corsarios y de cuantos aventureros intentaran desembarcar en tierra firme para saquear y apoderarse de las riquezas que encontraran a su paso o interrumpir el tráfico marítimo entre América y la Metrópolis.

Una vez consolidada la Independencia de la Corona española, la defensa de las costas fue exigua por la carencia de recursos del nuevo Ejército y no fue sino al final del siglo XIX cuando se emplazaron en los viejos castillos unas cuantas piezas Krupp de 80 mm. Y fue el disparo de uno de esos cañones, el que hizo impacto en el cañonero alemán Panther cuando intentaba forzar la barra del Lago de Maracaibo, durante el bloqueo naval impuesto por Alemania, Italia y el Reino Unido, a Venezuela, en diciembre de 1902.

Concluido el asedio naval de las potencias europeas, Venezuela se apresuró a adquirir en Francia siete cañones Schneider-Canet Mle.1897 de 150 mm, los cuales, junto a algunas piezas retiradas de viejos barcos de guerra, constituyeron, a partir de entonces, la Artillería de Costa venezolana.

Schneider-Canet_640pix
Cañón Schneider-Canet Mle.1897 de 150 mm en San Carlos estado Zulia, año 1938

Durante la Segunda Guerra Mundial, siendo Venezuela, por su condición de país petrolero, un objetivo estratégico de las potencias del Eje, hubo necesidad de reforzar la Artillería de Costa y, a través de la ayuda norteamericana, se recibieron cañones M1917/M1918 (también conocidos como Grande Puteaux) de 155 mm, con los cuales, y piezas antiaéreas de diversos calibres, se constituyeron nuevas baterías de Defensa de Costas y se reforzaron las existentes. Sin embargo, a finales de la década de los años cuarenta, la Artillería de Costa venezolana fue totalmente desmantelada.

Transcurridas más de cuatro décadas, a comienzos de los años noventa del siglo pasado, el comandante general del Ejército venezolano anunció la compra de piezas de artillería de costa. En ese momento, tanto Venezuela como Colombia estaban inmersas en planes de reequipamiento militar tras la crisis surgida en agosto de 1987, cuando la corbeta colombiana Caldas incursionó en aguas interiores venezolanas del Golfo de Venezuela, incidente que estuvo a punto de desembocar en un conflicto armado entre los dos países. No obstante, las piezas nunca fueron adquiridas.

El nuevo pensamiento militar

A partir de 2005 se comenzó a formular el denominado “nuevo pensamiento militar bolivariano”, bajo las directrices del entonces presidente Hugo Chávez y cuyo eje doctrinario se plantea de la manera siguiente: “Nuestra hipótesis ahora se traduce en un conflicto contra una fuerza imperial, lo cual implica que nuestro país se prepare para liberar con éxito un Guerra Popular Prolongada. Desde esa concepción estratégica, es necesario perfeccionar los conceptos defensivos anteriores y el sistema de apresto operacional de las fuerzas regulares y de la Milicia territorial”.

Esta nueva concepción estratégica supone que la defensa naval se centra, en términos geográficos, en el litoral, lo que implica, por lo tanto, el fortalecimiento de la vigilancia y de los elementos defensivos de las costas.

El sistema misilístico BAL-E

En ese orden, una vez formalizados los acuerdos de cooperación técnico-militar con Rusia, y más concretamente desde 2009, las autoridades militares venezolanas comenzaron a referirse a la “próxima” incorporación de sistemas misilísticos de defensa de costas de fabricación rusa y, por la manera en lo anunciaban, se daba por descotado que habían sido adquiridos. Incluso, en algunas oportunidades se especificó que se trataba del sistema móvil BAL-E, basado en el misil antibuque Kh-35, capaz de abatir blancos a 120 kilómetros de distancia.

bal-e
Sistema móvil de defensa de costa BAL-E, basado en el misil antibuque Kh-35

En octubre de 2011, Chávez anunció: “Pronto comenzarán a llegar nuevos equipos de alta tecnología de defensa (…) como los sistemas de defensa antiaérea de Rusia, nuevos batallones de tanques y unidades de artillería de costa y montaña”. Y,  haciendo referencia a la rebelión apoyada por la OTAN, que derrocó al régimen de Muamar Gadafi en Libia, advirtió:“Nos hace falta para la defensa del país (…) Que nadie se atreva a venir pa´ acá a aplicarnos la fórmula libia. Y les saldría muy caro si es que se atreven con Venezuela”.

A finales de ese año trascendió que Fuerza Armada Nacional de Venezuela iba a disponer de un Comando Conjunto de Defensa de Costas, adscrito al Comando Estratégico Operacional. El proyecto estaba siendo desarrollado por la Armada, pero su operación sería de manera conjunta con el Ejército. Posteriormente, a comienzos de 2012, se conoció que un grupo de oficiales y técnicos militares venezolanos se encontraban en Rusia evaluando los sistemas misilísticos. Todo hacía pensar que la negociación se había concretado, pero en mayo pasado Boris Obnossov, director ejecutivo del consorcio ruso KTRV, aseguró al diario moscovita Kommersant que el contrato para la venta del sistema BAL-E a Venezuela, no se firmó.

Más recientemente, en el mes de agosto, una fuente del Ministerio de Defensa de la India reveló a la agencia de noticias PTI, que Venezuela era uno de los países que había manifestado su interés en adquirir el misil crucero indo-ruso BrahMos, en particular en las versiones naval y de defensa de costa.

BrahMos-Tatra
Lanzador móvil del misil crucero indo-ruso BrahMos para defensa de costas

El BrahMos es un misíl crucero supersónico, resultado del desarrollo conjunto de institutos de investigación tecnológica de la India y Rusia. Entró en servicio en 2006 y es producido en la India por el consorcio BrahMos Aerospace. Tiene un alcance operacional de entre 300 km y 500 km. y puede ser lanzado desde un submarino en inmersión, un buque de superficie, un emplazamiento móvil en tierra y, próximamente, desde  un avión. Cabe decir, que en Venezuela no ha habido ningún pronunciamiento oficial sobre la adquisición de ese sistema misilístico.

El sistema Vila

En julio de 2012, el comandante general de  la Armada de Venezuela informó públicamente que ese componente militar estaba adelantando un proyecto para la instalación de radares de largo alcance, que permitiese maximizar la vigilancia de los espacios marítimos. Al sistema se le denominó Vila.

En el presupuesto aprobado para el Ministerio del Poder Popular para la Defensa, correspondiente al ejercicio fiscal de 2014, se incluyó la partida para la adquisición de los radares de costa para el nuevo sistema de vigilancia y control del tráfico marítimo; sin embargo, tampoco ha habido nueva información al respecto.

A manera de conclusión, podemos decir que cualquier nueva compra de sistemas de defensa, estará condicionada a la situación financiera de Venezuela, la cual viene empeorando desde 2013 considerándose actualmente como crítica. Y cada día se acentúa aún más por la caída sostenida que vienen experimentando los precios del petróleo en los mercados internacionales, que, como es sabido, la exportación de ese recurso constituye la principal fuente de ingresos del país suramericano.

Por: Carlos Hernández Gonzalez, publicado en Infodefensa

Escrito por Carlos Hernández González

Carlos Hernández González

Abogado graduado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con estudios de postgrado y especialización en desarrollo económico e integración latinoamericana (UCV e Intal, Buenos Aires). Egresado del Center for Hemispheric Defense Studies de la National Defense University (Washington, D.C.). Colaborador del diario Notitarde. Autor de libros y artículos en materia de seguridad y defensa, miembro de Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal), corresponsal del portal Infodefensa.com y de la revista Tecnología Militar. Miembro de FAV-Club.

Carlos Hernández González

Abogado graduado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con estudios de postgrado y especialización en desarrollo económico e integración latinoamericana (UCV e Intal, Buenos Aires). Egresado del Center for Hemispheric Defense Studies de la National Defense University (Washington, D.C.). Colaborador del diario Notitarde. Autor de libros y artículos en materia de seguridad y defensa, miembro de Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal), corresponsal del portal Infodefensa.com y de la revista Tecnología Militar. Miembro de FAV-Club.

16 comentarios sobre “Venezuela, en la búsqueda de un sistema para la defensa de sus costas

  • el 25 octubre, 2014 a las 11:08 am
    Permalink

    si definitivamente hay que armarse, recuerden el Bloqueo de 1902, nunca jamas se repetira esta humillacion

    Respuesta
  • el 26 octubre, 2014 a las 2:03 pm
    Permalink

    Camaradas, me parecen excelentes ambos sistemas de armas, claro, el Brahmos es muchísimo más potente, Un servidor posee un mega-proyecto para las fuerzas armadas que incluye la defensa de costas, ¿Cómo se los pudiese mostrar???…

    Respuesta
    • el 5 noviembre, 2014 a las 2:04 pm
      Permalink

      Deberían comenzar por devolvernos una marina misilistica como la que teniamos antes de que inhabilitar las 6 fragatas tipo lupo

      Respuesta
    • el 11 enero, 2015 a las 2:35 pm
      Permalink

      seria bueno ver tu proyecto, en venezuela hacen falta visionarios.

      Respuesta
  • el 26 octubre, 2014 a las 8:41 pm
    Permalink

    aprueban las partidas y “no pasa mas nada”….adonde esta esa partida??? el cartel del sol se la cogio…. NORMAL…….

    Respuesta
  • el 27 octubre, 2014 a las 6:08 pm
    Permalink

    Desconozco, las razones que permitieron no se firmara, este importante y decisivo sistema de armas…
    La posición extratégica de nuestro país con esta extensión de costa…así lo ameríta, por tanto no debiera escatimarse su selección y adquisición

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2014 a las 7:22 pm
    Permalink

    Yo escogeria el misil crucero Brahmos y ubicaria mas de la mitad de la cantidad a ser comprada en el oriente del pais ¿porque?. En una posible invasion a nuestro territorio por potencias extranjeras algunas entrarian por las costas orientales motivado aque es en el oriente del pais donde se encuentran las mayores reservas de petroleo, gas y uranio. El enemigo es muy estratega e inteligente y sabe que se le haria mucho mas facil entrar por el oriente y mucho mas a sabiendas que es la zona donde se concentra la mayor riqueza petrolera, no solo de Venezuela, sino del mundo.

    Respuesta
    • el 5 noviembre, 2014 a las 2:08 pm
      Permalink

      Amigo, si este gobierno ni siquiera puede garantizar la seguridad en tu comunidad. Como va a garantizar la seguridad en regiones estratégicas de conplicaciones

      Respuesta
  • el 2 noviembre, 2014 a las 7:35 pm
    Permalink

    Venezuela tiene una notable ausencia militar dentro del bloque de la Faja del Orinoco, decir que hay destacamentos de la Guardia Nacional Bolivariana no disminuye tal ausentismo militar en la zona. No hay alguna base militar importante que haga la tarea en el momento preciso para la defensa de la faja, dentro de la misma faja. Con el solo hecho de decir que los operadores de los pozos y taladros petroleros son victimas a cada momento de secuestros, robos y homicidios por parte de comandos delincuenciales que toman por asalto los campos petroleros. Es por eso que hablo y digo que la presencia de la GNB en la zona no dice nada sobre presencia militar en el bloque de la Faja del Orinoco.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2014 a las 8:19 pm
    Permalink

    No termino de entender del porque en el eje gasifero (Anaco) no hay ni siquiera un batallon de infanteria; en el eje petrolifero El tigre-tigrito, tampoco existe la presencia de algun batallon del Ejercito que le sirva por lo menos de retaguardia a los batallones de caribes que se encuentran en Barcelona y Maturin. Es decir, la mayor reserva petrolera del mundo se encuentra desguarnecida, mientras que los operadores de los taladros asisten a los campos petroleros de la Faja a la buena de DIOS porque los grupos facinerosos cuando toman por asalto un taladro, hasta las viandas de comida se las llevan. ESA ES LA LAMENTABLE REALIDAD.

    Respuesta
  • el 6 noviembre, 2014 a las 4:48 pm
    Permalink

    por que no terminas de entender que no hay capacidad intelectual para eso

    Respuesta
  • el 10 noviembre, 2014 a las 1:09 pm
    Permalink

    Me parece que capacidad intelectual dentro y fuera de nuestra armada la hay, el asunto es que el poder difícilmente es depositado en personas pensantes y leales, el sistema deposita cuotas de poder en personas obedientes, comprables o predecibles, esto les permite a unos autonombrados superiores seguir su campaña de dominación, dentro de nuestras fuerzas armadas hay una enorme cantidad de iscariotes que no sólo sirven de informadores sino que tambien sabotean el desarrollo militar de nuestra nación, obviamente eso significa que mas temprano que tarde estaremos envueltos en un conflicto bélico, el enemigo se ha apertrechado de suficientes iscariotes como para garantizar una resistencia costera reducida, hace unos cuantos años, el presidente Hugo solicitó la adquisición de 5 submarinos muy necesarios para la defensa de nuestras aguas territoriales y la compra se convirtió en un verdadero misterio chanchuyal, las magníficas unidades fueron destinadas a vietnam, nos distrajeron con la compra de las unidades de superficie patrulleras a españa, unidades compradas a sobreprecio y chucutas totalmente, lo que se describe en el artículo anterior sobre las presuntas negociaciones que no terminan concretadas no es más que una alarmante muestra que la fortaleza administrativa de nuestra armada ha sido comprometida, incluso han tenido la desfachatez de conseiderar la compra de unos aviones rafale en lugar de los Su35, siendo estos últimos superiortes en rendimiento estratégico y mostrar una muy mejorada relación precio valor, la contraparte francesa no sólo es contosa sino que ademas posee una cantidad de tecnología norteamericana tal que al ser ejecutado el embargo solo terminaremos con unos bonitos pero carísimos planeadores franceses, eso sin mensionar que los franceses no son los proveedores más confiables que podamos tener en el campo militar, una muestra de ello es al caso de los mistral de rusia, me parece que el objetivo es que nuestra armada esté discapacitada tecnológicamente frente aladversario y para ello se estan sirviendo de traidores con uniforme.

    Respuesta
  • el 10 noviembre, 2014 a las 8:55 pm
    Permalink

    lo primero que debe adquirir la armada es un cerebro para ver la realidad ya que esta pero totalmente perdida en el espacio , una bateria de defensa costera no le sirvio a Argentina en malvinas no le sirvio a irak ni a Iran en sus guerras es decir es un anacronismo que no tiene sentido donde la van a ubicar en barcelona lo primero que va a bombardear es eso hay que darle infrestructura anti aerea en mayor grado que a un barco ademas de estar atada a un espacio totalmente predecible , lo que deben hacer lo que queda de armada es ver como arma de verdad a los POV

    Respuesta
    • el 2 septiembre, 2017 a las 12:11 pm
      Permalink

      el anacronico eres tu hoy en dia esas baterias van montadas sobre vehicuos por lo tanto no estan atadas a una pocision fija. Submarinos para aprovechar nuestra legendaria plataforma continiental de profundidad variable que hace muy pero muy dificil su deteccion y en superficie se debe formar un enjambrde de lanchas rapidas de capacidad coetera y misiles

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: