El General Dynamics Land Systems LAV III DVH 8×8 “Gladiador” del Ejercito de Colombia

FOTO-1

Para el 28 de diciembre de 2012, el Ministerio de la Defensa Colombiano le daba fin al proceso de escogencia de un nuevo vehículo 8×8 para el transporte blindado de personal –APC- con el cual se comenzaría a dotar a la Infantería Mecanizada del Ejército de este país.

El seleccionado fue el GDLS LAV III DVH, en número inicial de 24 unidades, (aunque para mayo de 2013, se conocía –y confirmaba- el interés del gobierno colombiano por un nuevo lote de 8 unidades), y por un valor de US 65.300.000 millones de dólares, anunciando días después que la totalidad de los nuevos 8×8, estarían dotados de las estaciones remotas de armas Rafael Samson RCWS-Mini. Estos anuncios se dieron justo once meses después de las pruebas, que un modelo de este APC hiciera en el norte de Colombia, ante los altos mandos del Ejército.

Para abril de 2014, llegaban entonces los dos primeros lotes de vehículos (3 y 8 unidades respectivamente), en una versión que GDLS denomino “Gladiador”, por ser un modelo desarrollado –aparentemente- de manera exclusiva para Colombia, lo que significa que los chasís de los mismos fueron fabricados en los años 2013 y 2014 y diseñados con placas de blindaje y doble protección en V (DVH: Double-V-Hull) anti A.E.I, M.A.P y M.U.S.E y de acuerdo a lo solicitado de manera específica por el Ministerio de la Defensa de esta nación.

Sin embargo exteriormente el vehículo colombiano es idéntico al M1116 “Stryker” (en servicio en el Ejército Estadounidense), aunque en este sentido, GDLS le ratifico al autor de este artículo, que el “Gladiador” es la versión para Colombia del LAV III.

FOTO-2

El Stryker/LAV III, es pues el resultado de la necesidad estadounidense de un medio polivalente que pudiera encuadrarse en sus nuevas brigadas altamente móviles, fácilmente adaptables y desplegables, que el US Army había diseñado como medio de combate idóneo para los conflictos de tipo asimétrico que se estaban desarrollando en ese momento principalmente en Asía y empleando particularmente en configuración APC con estación de armas remota.

El LAV III DVH “Gladiador” Colombiano, es fabricado entonces por la filial canadiense de General Dynamics Land Systems, destacándose como uno de los vehículos de tracción 8×8 más exitosos en la actualidad, por sus características comparativas en cuanto a valor, movilidad, blindaje y opciones múltiples de configuración, siendo esto uno de sus principales atractivos.

Otra característica importante del Gladiador, es que puede ser también desplegado desde un avión C-130 Hércules o incluso lanzado en paracaídas, lo que significa que los vehículos pueden ser colocados en períodos cortos de tiempo y donde así sea requerido.

FOTO-3

Posee además comunicaciones digitales, así como un sistema cartográfico –también digital- que le permite conocer su posición, así como la de los otros carros de su unidad, gracias a su sistema de posicionamiento global integrado. El diseño en “V” del casco en su parte inferior, le permite soportar mejor el impacto de ondas explosivas, contando también de un sistema Vectronics (VTI) para su operación y manejo a control remoto.

Este vehículo es operado por dos tripulantes y puede transportar hasta nueve infantes con su respectivo equipo. El conductor se sitúa en la parte delantera y el comandante en la parte media, desde donde controla la estación de armas. Los sistemas ópticos –periscopios- le dan al conductor una visión de 90 grados y al comandante de 360.

Sin embargo, uno de los aspectos controversiales del LAV III original, es el blindaje que lo protege. El carro se ha mostrado particularmente vulnerable a detonaciones de artefactos explosivos improvisados -lo que ha propiciado el desarrollo del casco en “V”- razón por la cual se han añadido más placas que en los primeros diseños y se han agregado dispositivos de seguridad, tales como un sistema automático de extinción de incendios, que protege no solo a sus ocupantes sino al motor, estando por ello los depósitos de combustibles ubicados en el exterior y además y buscando maximizar la protección de la tripulación, diseñados para y en caso de ser impactados, separarse de la estructura del vehículo.

FOTO-4

El carro tiene protección NBQR y es muy probable la adaptación de un sistema móvil de detección contra francotiradores, así como de otro sistema contra granadas propulsadas por cohetes.

Los LAV colombianos están potenciados por un motor del tipo Caterpillar C7, más eficaces en cuanto a rendimiento y consumo de combustible. Otra característica de este vehículo, es que se diseño para que la mayoría de los sistemas mecánicos, eléctricos así como el cableado, la trasmisión y el motor puedan, en caso de necesitarse, ser rápida y fácilmente cambiados y en un tiempo máximo de dos horas.

También pueden ser alteradas las presiones en cada una de las ocho ruedas, de acuerdo a la topografía del terreno, gracias a un sistema que le avisa constantemente al conductor si la velocidad del vehículo es superior a la recomendada para la presión de los neumáticos.

El sistema puede también advertir al conductor de un neumático desinflado, aunque el carro posee ruedas del tipo run-flats, lo que le permite desplazarse aún con un neumático impactado. Una particularidad del Gladiador es que no es un vehículo anfibio, aunque puede vadear el agua hasta las la parte superior de sus ruedas (Vadeo: 1.2 metros).

FOTO-5

Por otro lado la estación remota RCWS-Mini cuenta con eje dual, giro estabilizador para montar un sistema de armas y punto de mira day/night. Pueden emplazarse en la misma la ametralladora Browning M-2HB-QCB de 12,7 mm, o un Lanzagranadas MK-19 de 40 mm, así como dos misiles antitanque Rafael Spike LR y lanzadores de granadas de humo, aunque las RCWS que han traído los vehículos hasta ahora entregados al Ejército Colombiano, no disponen del caníster necesario para montar los Spike, desconociéndose las razones de ello.

A continuación una descripción de sus principales características técnicas:

Fabricante General Dynamics Land Systems – Canadá
Tipo Transporte Blindado de Personal
Peso ICV 16.47 Ton
Longitud 6.95 Mt
Ancho 2.72 Mt
Altura 2.64 mT
Motor Caterpillar C7 TurboDiesel, 350 bhp; 925 lb-ft. (JP-8 Fuel)Transmisión Allison de 6 velocidades (mas reversa)
Blindaje Nivel III – 290 mm
Armamento En Colombia se desplegarán en la estación remota Rafael Samson RCWS-MINI.
Relación potencia-peso 24,5 CV/t
Velocidad Max: 100 Km
Autonomía 500 a 530 Km
Suspensión 8×8 wheel drive / 4×4 wheel steering.
Capacidad 2+9 Hombres

SIGLAS

A.E.I: Artefactos Explosivo Improvisado.

M.A.P: Mina Anti Persona.

M.U.S.E: Munición Abandonada sin Usar.

PIE DE FOTOS (Autor: Erich Saumeth Cadavid – 2014 ©)

-Foto-1: vista lateral.

-Foto-2: vista frontal.

-Foto-3: vista posterior.

-Foto-4: grupo de vehículos.

-Foto-5: vista piso del vehículo.

Por: Erich Saumeth Cadavid 2014 ©, para FAV-CLUB.com

Escrito por Erich Saumeth Cadavid

Erich Saumeth Cadavid

Abogado con postgrado en Estudios Políticos con énfasis en Políticas de Defensa y Seguridad, Especialista en Estudios Político-Económicos y diplomados en Estudios Geopolíticos y Desarrollo Humano. Consultor e investigador Colombiano en temas y asuntos de defensa, seguridad, geopolítica y políticas de gobierno. Corresponsal del portal Infodefensa.com

Erich Saumeth Cadavid

Abogado con postgrado en Estudios Políticos con énfasis en Políticas de Defensa y Seguridad, Especialista en Estudios Político-Económicos y diplomados en Estudios Geopolíticos y Desarrollo Humano. Consultor e investigador Colombiano en temas y asuntos de defensa, seguridad, geopolítica y políticas de gobierno. Corresponsal del portal Infodefensa.com

9 comentarios sobre “El General Dynamics Land Systems LAV III DVH 8×8 “Gladiador” del Ejercito de Colombia

  • el 11 noviembre, 2014 a las 8:59 pm
    Permalink

    los equivalente venezolanos serian los bmp -3 o los brt 80 venezolanos ?

    Respuesta
    • el 11 noviembre, 2014 a las 10:26 pm
      Permalink

      No del BMP-3, en realidad seria más equivalente al futuro VN-1 de la Infantería de Marina.

      Respuesta
  • el 16 noviembre, 2014 a las 11:57 am
    Permalink

    da pena que paises latioamericanos esten comprando equipo de calidad y aqui vengan equipos ya caducos como el btr 80 que ni estabilizacion del arma tiene y les recuerdo que se comparan vehiculos a ruedas con vehiculos a ruedas y no con orugas

    Respuesta
  • el 25 noviembre, 2014 a las 10:57 pm
    Permalink

    Una pregunta, como se compara este APC con el BTR-80 que compro Venezuela a Rusia. Tengo entendido que Colombia construyo un prototipo del BTR-80 y lo tuvo en pruebas por cierto tiempo y desecho su compra por varias razones, entre ellas su escasa potencia, su pobre movilidad, proteccion deficiente contra el impacto de IED, APM, y MUSE, por cierto este LAV de General Dynamics fue mejorado en este aspecto con su diseño en V de la proteccion inferior del habitaculo y proteccion extra reforzada con placas de blindaje para el personal que viaja interno, esto pareciera ser superior diseño al del BTR’80, me gustaria oir las opiniones de los expertos. Aunque el BTR’80 es un APC ya probado en combate en Afganistan y Chechenia, lo que le da algunos puntos a su favor.

    Respuesta
  • el 22 enero, 2015 a las 2:57 pm
    Permalink

    Me parece muy bueno el artículo, ya que describe claramente como es nuestro nuevo blindado.

    Respuesta
  • el 23 enero, 2015 a las 2:13 am
    Permalink

    El modelo del vehiculo y sus capacidades combativas,siempre varian de acuerdo a las necesidades de cada region, amigos el gladiador solo es un sistema son los operadores bien capacitados quienes hacen la diferencias.

    Respuesta
  • el 18 febrero, 2015 a las 4:05 pm
    Permalink

    ¿Qué criterios privaron para escoger este blindado?

    Aún cuando se sabe que en cuanto a la adquisición de equipos para sus fuerzas armadas, cada país establece sus propios criterios (y sin ánimo de descalificar las cualidades del blindado reseñado en la nota), es de hacer notar algunas consideraciones:

    Hace unos pocos años se planteó la posibilidad de equipar al ejército colombiano y a la infantería de marina de ese país con el blindado de origen ruso BTR-80 que sería ensamblado en COTECMAR, con la obvia transferencia tecnológica y los beneficios de la carga de trabajo para la industria de defensa colombiana; luego de ensamblar el primer ejemplar se canceló el contrato aduciendo “razones técnicas” que entre otras contemplaban lo siguiente:

    -La transmisión 8×8 es más compleja y difícil de mantener que la 6×6 del EE-11 y la 4×4 del M1117.
    -Su capacidad de vadeo es de 1,5 metros, decíase que menor a la del EE-11 y la del M1117.
    -Sólo puede transportar a 10 combatientes (3 tripulantes y 7 infantes), menos que el EE-11 y el M1117 (aunque este último no se utiliza como transporte de tropas en Colombia).

    Sin embargo, el estado colombiano, en forma frontal decide adquirir el GDLS LAV III DVH “Gladiador”, con una transmisión 8×8, con capacidad de vadeo de 1,2 metros y que solo puede transportar a un combatiente más que el BTR-80, además, no es anfibio como el blindado ruso y precisa de adaptación y licencias para incorporar el armamento que ha sido originalmente planeado para el (otra de las “razones técnicas” que en su momento se usaron para rechazar al BTR-80), de hecho, no incorpora los puntos duros necesarios para desplegar misiles antitanque (se podría ESPECULAR que siendo tal armamento de origen israelí -Spike- la industria de defensa de ese país no permitió el despliegue sobre tales medios por haber sido competidores directos con su propio blindado); el “Gladiador” ha sido completamente fabricado y ensamblado fuera de Colombia y la torreta prevista para equiparlo (que es una adaptación local) tiene un ángulo de elevación inferior a la del BTR-80 (que es de +60º a -4º).

    Si bien los datos sobre su costo son algo ambiguos en la nota, de lo descrito se puede interpretar que su valor supera los US$ 2.700.000,oo c/u (valor con el que puede adquirirse un MBT aceptable de segunda mano, carencia del ejercito colombiano y que puede ser usado para comenzar a generar doctrina en este campo), lo cual lo hace más caro que el BTR-80 ruso, cuyo precio oscila entre los US$ 290.000,oo y US$ 660.000,oo por unidad nueva dependiendo de su equipamiento y armamento (según las últimas adquisiciones publicitadas de este acorazado).

    Ambos blindados comparten la cualidad de ser aerotransportados en un Hércules C-130 (principal avión de transporte colombiano), protección NBQ, capacidad de combate nocturno y otras ventajas que han sido presentadas como razones de peso para la escogencia del “Gladiador”.

    Luego hay que comparar al equipo en cuestión con los hipotéticos rivales o contrapartes de la región pertenecientes al mismo segmento:

    -El BTR-80A, al que además de las características explicadas del BTR-80, se añade el portar una torreta con cañon de 30 mm y munición perforante (por no mencionar la version 2s23 Nona SVK con mortero-obús de 120 mm).

    -El VN-1, portador de cañón de 30 mm y vector de misiles antitanque que pueden perforar blindaje ERA y con capacidad anfibia.

    Estas comparaciones hacen deslucir al “Gladiador” cuyo avance en los posibles teatros de operaciones (surcados por cantidad de vías fluviales) se vería condicionado por la disponibilidad de puentes (tanto fijos como instalados por zapadores) haciéndolos vulnerables, además de carecer del poder de fuego de sus potenciales adversarios del mismo tipo (segmento de blindados transporte de personal 8×8), todo ello sin considerar el enfrentar a otros blindados de diferente tipo u otras amenazas.

    Solo quedan las consideraciones de orden logístico, como el hecho de depender de un proveedor con intereses geopolíticos muy marcados sobre la región y con historial de presionar o castigar a sus clientes con el corte de suministros de repuestos o soporte técnico para llevarlos a la dependencia tecnológica y por ende al vasallaje político.

    Las consideraciones anteriores hacen reflexionar sobre si los criterios usados para la escogencia de este blindado fueron los más favorables a Colombia o si existen otras razones más subjetivas para decantarse por tal opción sobre otras disponibles en el mercado internacional.

    Como colofón, podría hacerse un llamado de atención (Quizá un poco chocante para algunos, aunque no deja de ser verídico) sobre la pérdida de las vidas de los 3 tripulantes del Textron M1117 “Pegaso” (toda la tripulación de este blindado de reconocimiento), hecho acaecido el día 15-02-2015; uno de los criterios de adquisición de este blindado fue la supuesta y muy publicitada capacidad de supervivencia de los operarios en su interior ante la amenaza representada por los artefactos explosivos improvisados, siendo esta precisamente la causa del acontecimiento que hoy enluta a la institución castrense colombiana; la compra de estos medios (US$ 77.000.000,oo por 67 unidades y US$ 5.500.000,oo por 20 torretas para equiparlos) se justificó y soportó justamente en esta supuesta capacidad, pero cuando esta característica del blindado tenía que salvar vidas, falló ¿no habrá que revisar estos criterios?.

    Respuesta
  • el 20 marzo, 2015 a las 9:22 pm
    Permalink

    Lamentable amigo Gonzalo lo del accidente del M1117, mis respetos y consideraciones a los deudos, por eso es que yo insisto que no se porque los mandos militares a veces toman ciertas decisiones para la adquisicion de equipos que parecieran no estar sustentadas por un buen criterio y un analisis ponderado de las ventajas y desventajas de cada equipo, y su relacion precio/beneficio.

    Se podria decir que el LAV III tiene ciertas caracteristicas positivas como potencia de 350 HP, gran movilidad, el blindaje Nivel III, de 290 mm, superior a muchos MBT actuales, resistencia a IED, Minas Antipersonales y MUSE, ademas del motor Caterpillar C-7 muy popular y de facilidad de obtencion de repuestos, GPS, datalink, y la posibilidad de incorporar en la estacion remota Mini de 2 Misiles Spike antitanque..
    Lo que no me gusta del LAV III es el combustible que usa (JP8 es un jet fuel altamente inflamable), deberia ser un motor diesel, el combustible diesel es menos inflamable y mas seguro que la gasolina o el jet fuel, porque su temperatura de ignicion es mucho mas elevada, no me gusta que solo tiene una capacidad de vadeo de 1,2 mts, no es anfibio, y el armamento que es capaz de portar, solo una ametralladora .50 y un lanzagranadas de 40 mm.

    Vistas estas caracteristicas, creo que por su precio el BTR 80A se ve mas ventajoso en cuanto a sus prestaciones, es mas economico, solo menor potencia del motor, menor movilidad, y menor blindaje y resistencia ante IED, MAP y MUSE. Pero vista la importancia de la vida de los tripulantes creo que yo hubiera pagado un poco mas y obtener un APC con mejores condiciones de resistencia, que el BTR-80, hubiera preferido el BTR-82 que es un desarrollo mas nuevo, con mejor blindaje, double hull como el LAV III, y un motor de mayor potencia 300 HP, aunque todavia corto con respecto al LAV III,
    pero hubiera sido mejor seleccion que el BTR-80 A, mientras sale el BTR-90 o Boomerang, que ese si sera el papa de los helados.

    Respuesta
  • el 4 enero, 2017 a las 5:27 pm
    Permalink

    me parece que el estado colombiano hizo la mejor desicion en adquirir el blindado gladiador ademas no sera tan costoso su mantenimiento que tiene su mejor aliado que estados unidos ademas venezuela adquirio ese btr 80 porque haora rusia es su aliado porque si no tambien fuese comprado el gladiador con esto no quiero decir que el btr80 sea un mal tanque al contrario es un buen blindado pero venezuela aun le cuesta familiarisarse con estos blindados recuerden que a venezuela le hicieron un veto en adquisiciones que a su vez le ayudo a conocer nuevas tecnologias como la china y la rusa

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *