Fuerzas de Operaciones Especiales de Venezuela

Con la aparición del fenómeno ideológico subversivo de las guerrillas y del terrorismo organizado en suelo Latinoamericano, se evidenció la necesidad de contar con tropas escogidas, con un entrenamiento particular para ejecutar delicadas tareas tanto en la guerra como en un estado de  “paz violenta” que se vive hoy, han conducido a la mayorías de las naciones latinoamericanas a disponer de unas fuerzas especiales debidamente entrenadas y equipadas. Venezuela no fue la excepción.

Las primeras fuerzas especiales fueron los Cazadores (hoy llamados Caribes), creados a partir de 1963 para luchar contra la guerrilla castrocomunista que azotaba el país en esos días. Estos son en realidad, batallones ligeros de infantería organizados, entrenados y equipados especialmente para la lucha de contra insurgencia y se distinguen por su boina verde. La mayoría de los oficiales y suboficiales habían sido entrenados por los RangerSpecial Forces del US. Army. Tales fueron los éxitos obtenidos por estas unidades en la aniquilación de las guerrillas, que entre 1963 y 1967, se crearon 13 batallones de Cazadores.

Soldados del Batallón de Cazadores Paez No.1, año 1964 (Foto: Jorge Alvarez)
Soldados del Batallón de Cazadores Paez No.1, año 1964 (Foto: Jorge Alvarez)

Otras fuerzas especiales a considerar son las tropas de la 42 Brigada de Paracaidistas y a los de la 5ta. División de Infantería de Selva. Los primeros entrenados para saltar y combatir detrás de las líneas enemigas con armamento ligero y los segundos especialmente entrenados para combatir y sobrevivir en un ambiente hostil como la selva del Amazonas. La Guardia Nacional también cuentan con los Comandos Rurales, que sería la contrapartida de este componente de la Fuerza Armada Nacional de los Caribes del Ejército, al ser su ambiente operacional zonas rurales para perseguir a irregulares y bandoleros que se esconden en estas aéreas.

Paracaidistas venezolanos de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista. El efectivo de la izquierda preparado para salto tipo HALO (High Altitude-Low Opening - Gran altitud-Baja apertura) (Fotos: Carlos Hernández)
Paracaidistas venezolanos de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista. El efectivo de la izquierda preparado para salto tipo HALO (High Altitude-Low Opening – Gran altitud-Baja apertura) (Fotos: Carlos Hernández)

Sin embargo, para misiones críticas y de alto riegos es necesario contar con un tipo de soldados entrenados para soportar situaciones extremas. Es por ello, que dentro de las  Fuerzas Especiales, nacieron las Fuerzas de Operaciones Especiales, es decir, los Comandos u Operadores como también se les suele llamar. Son soldados capaces de realizar las operaciones más exigentes y peligrosas, donde el sigilo y el equipamiento son pieza fundamental de estas unidades capaces de neutralizar con una precisión quirúrgica cualquier blanco que le sea asignado.

Pertenecer a una Unidad de Operaciones Especiales requiere que el individuo esté mentalmente preparado para asumir el reto y tenga conciencia de que se prepara para el combate y no para una demostración de destrezas. El hombre de Operaciones Especiales debe ser conocedor de las nociones básicas de Explosivos y Demolición, un experto tirador de Armas Cortas y largas, debe saber nadar y ser capaz de realizar infiltraciones subacuáticas, aerotransportadas, terrestres y fluviales, debe tener conocimientos de Primeros Auxilios en Combate, de Comunicaciones, de Defensa Personal, debe ser un experto navegador en el terreno utilizando para tal fin un G.P.S., una brújula y una carta, o simplemente mediante orientación estelar, debe estar entrenado para sobrevivir en caso de cualquier eventualidad y sobre todo, debe estar entrenado con su equipo de trabajo para lograr el Espíritu de Cuerpo necesario para que todos reaccionen por igual ante las más diversas situaciones.

A pesar de lo difícil que ha sido recolectar la información que exponemos a continuación esperamos que este artículo sirva como guía técnica para aclarar ese halo de misterio que existe con relación a nuestras Fuerzas de Operaciones Especiales de las cuales sabemos poco y que nos intrigan mucho. Queremos a la vez agradecer a todas aquellas personas que colaboraron desinteresadamente para que pudiéramos culminar con éxito este trabajo, que hoy ponemos a la disposición de todos Ustedes.

EJÉRCITO BOLIVARIANO

ESCUELA DE OPERACIONES ESPECIALES GENERAL DE DIVISIÓN ANDRÉS ROJAS

Escuela de Operaciones Especiales G/D Andres Rojas, Fuerte Cocollar estado Sucre
Escuela de Operaciones Especiales G/D Andres Rojas, Fuerte Cocollar estado Sucre

Con la creación de los batallones de Cazadores en 1963, el Ejército empieza a considerar un año después la idea de crear una unidad encargada del entrenamiento de oficiales y tropas, en operaciones especiales de contraguerrilla, en paralelo con el crecimiento de las unidades de Cazadores. En el año de 1965, se creó el  primer equipo móvil de instrucción de contraguerrilla, con la finalidad de preparar combatientes y unidades en este tipo de actividades. Estos equipos siguieron por años entrenando y preparando a soldados venezolanos y no es hasta 1981 cuando se crea La Escuela de Operaciones Especiales en Fuerte Cocollar, en el estado oriental de Sucre.

La Escuela de Operaciones Especiales G/D Andrés Rojas ofrece a sus aspirantes dos módulos de instrucción, con características bien definidas  que permiten diferenciar el curso que realiza un combatiente individual de contraguerrilla, del que realiza un Jefe de Unidad de Fuerzas Especiales. En otras palabras se tiene el Módulo Caribe (Cazador) y el Módulo Fuerzas Especiales.

El Módulo Caribe es un curso de 720 horas con cuatro semanas de duración, dirigido a los alumnos de los diferentes Institutos de formación militar de la Fuerza Armada Nacional, y tiene como finalidad familiarizarlos y entrenarlos en técnicas y tácticas de combate de contraguerrilla. El Modulo Fuerzas Especiales es un curso de 4 meses de duración dirigido a oficiales de la Fuerza Armada Nacional y de países amigos, los cuales deben aprobar previamente el curso Caribe o equivalente y tiene por finalidad formar unidades de Operaciones Especiales, recibiendo para ello instrucción de explosivos, submarinismo militar, helitáctica y asalto aéreo, sanidad militar, paracaidismo libre, patrullaje y francotirador entre otros.

Esta Escuela ha dado entrenamientos a efectivos de otros países, como Brasil, Colombia, Bolivia, Chile, Perú, México, EE.UU., Francia Italia y reiteradamente en época reciente de China. El lema de esta prestigiosa Escuela es: “Aquí se forma la mente y el cuerpo del soldado más aguerrido y feroz de las Operaciones Espaciales”.

509  BATALLÓN DE FUERZAS ESPECIALES CORONEL DOMINGO MONTES

Variado armamento de los comandos del 509 Batallón, destacando fusil antimaterial Barret M82A1 12.7 mm, ametralladoras FN Minimi 5,56 mm, rifle de precisión H&K PSG-1 de 7.62 mm y el IMI Galil Marksman Assault Rifle Mark 1 7,62 mm (Foto: Carlos Hernández)
Variado armamento de los comandos del 509 Batallón, destacando fusil antimaterial Barret M82A1 12.7 mm, ametralladoras FN Minimi 5,56 mm, rifle de precisión H&K PSG-1 de 7.62 mm y el IMI Galil Marksman Assault Rifle Mark 1 7,62 mm (Foto: Carlos Hernández)

Este batallón posee una altísima efectividad de despliegue al ser trasladado en solo horas a la frontera venezolana cuando la situación lo amerita. Fue creado en 1981 junto a la Escuela de Operaciones Especiales, quedando asignado a esta, hasta 1986 que fue acantonado en el fuerte Guaragua en El Guri, Estado Bolívar y encuadrado en lo que es hoy la 5ta. División de Infantería de Selva. Entre sus funciones está la de neutralizar, destruir y hostigar la retaguardia enemiga, sus líneas de suministros, bases y líneas de avance haciendo uso máximo de su fuerza y recursos. Posee presencia permanente en las fronteras venezolanas y actúa en conjunto con los Teatros de Operaciones, en acciones Contra Insurgencia y otras que sean requeridas según sea el caso.  Este batallón fue  escogido para actuar durante la crisis generada por la incursión de la corbeta colombiana Caldas al territorio venezolano en agosto de 1987. La misión que le fue asignada a esta unidad, fue la de incursionar por vía aérea a la Guajira colombiana y preparar el terreno para el ataque de tropas venezolanas en la zona. A pocas horas de ejecutarse la incursión, la misión fue cancela a raíz del retiro de las naves colombianas de las aguas del Golfo de Venezuela.

El 509 Batallón de Fuerzas Especiales Coronel Domingo Montes ha participado en ejercicios conjuntos con sus homólogos franceses además de Estados Unidos, Colombia, Brasil, Guatemala, Bolivia y otros países. El propósito de este intercambio es conocer las técnicas de supervivencia y de combate en selva ecuatorial de cada parte, con el fin de aprovechar y compartir la experiencia y la pericia mutua, además de que las fuerzas venezolanas especiales desarrollan un nivel de expertos y son líderes en este ámbito. Esta capacidad venezolana justifica el interés que despierta en el ejército francés y de otros países que acuden de manera regular a capacitar sus miembros en Operaciones Especiales en nuestro territorio. El constantemente entrenamientos de sus profesionales le ha permitido visualizar variadas técnicas y tácticas empleadas en las operaciones ejecutadas por las Fuerzas Especiales.

El lema de esta unidad es: “Los Comandos nunca mueren

109 BATALLÓN DE FUERZAS ESPECIALES GENERAL DE BRIGADA JOSÉ GREGORIO MONAGAS

Integrantes del 109 Batallón de Fuerzas Especiales General de Brigada José Gregorio Monagas
Integrantes del 109 Batallón de Fuerzas Especiales General de Brigada José Gregorio Monagas

Creado en 1998, el 109 Batallón de Fuerzas Especiales (ex 107 Batallón) tiene su raíz en lo que era la Compañía de Operaciones Especiales General de Brigada Antonio de la Guerra Montero, (activada en 1996 y destacada en Fuerte Mara, Estado Zulia). Este Batallón tiene su sede en la población de El Guayabo, Estado Zulia, y está asignado actualmente al comando de la Zona de Defensa Integral Zulia. Su activación fue debida a el conflicto de baja intensidad que libran la Fuerza Armada Nacional en la frontera colombo-venezolana contra de irregulares, narcotraficantes y bandoleros que operan en la zona. Al igual que su unidad hermana, el 507 Batallón de Operaciones Especiales Coronel Domingo Montes, sus efectivos inicialmente recibieron adiestramiento de oficiales del 7th Special Forces Groups del U.S. Army y sus capacidades son muy similares en lo referente a armamento y misión.

Es importante resaltar que debido a las nuevas doctrinas establecidas por el Gobierno Bolivariano los Batallones de Operaciones Especiales pertenecientes al Ejercito de Venezuela recibieron formación de las Fuerzas Especiales Rusas mejor conocidas como Spetsnaz, en tácticas de combate en espacios cerrados, más conocido por los nombres en inglés Close Quarters Combat (CQC) y Close Quarters Battle (CQB), que es un tipo de combate en el que pequeñas unidades se enfrentan al enemigo con armas personales a muy poca distancia, posiblemente hasta el punto de llegar al combate cuerpo a cuerpo o lucha con armas de mano.

Comandos del 109 Batallón de Fuerzas Especiales con fusiles de asalto FN FAL 7,62 mm con miras especiales y FN FNC 5,56 mm (Foto: Darío Silva)
Comandos del 109 Batallón de Fuerzas Especiales con fusiles de asalto FN FAL 7,62 mm con miras especiales y FN FNC 5,56 mm (Foto: Darío Silva)

Armamento y Equipamiento:

Pistolas:

IMBEL GC MD-1 9x19mm, Glock 17 9x19mm, FN HP (Browning HI – Power) de 9×19 mm Para,  SIG Saüer P226 de 9 mm. Para.
Rifles de asalto: Kalashnikov AK-103 7,62x39mm, FN FAL de 7.62x51mm (en distintas configuraciones, con lanzagranadas M203 acoplados, miras nocturnas y de precisión de distintos modelos), Enfield L85A1 de 5.56×45 mm, Armalite/Colt  AR-15/M16A2/M-4 de 5.56x45mm algunos dotados con lanzagranadas M-203 de 40mm, Steyr AUG de 5.56×45 mm, Fusil de asalto FN FNC de 5,56x45mm.
Rifles de precisión: Springfield M21 de 7,62×51 mm, Cavim Catatumbo 7,62 mm, SVD “Dragunov” de 7.62×53 mm , FN FAL de 7.62x51mm versión sniper,Sig-Sauer SSG 3000 de 7.62 x 51mm (.308 win), IMI GALATZ GALIL Sniper, (con silenciador), de 7.62 x 51mm, Heckler & Koch PSG-1 de 7.62 x 51mm, SIG Saüer SG550 Sniper de 5.56x45mm, Accuracy International L96 de 7,62×51 mm, Accuracy Internacional AW de 7,62×51 mm y otros modelos no precisados.
Rifles antimaterial: Barret M82A1 Ligth Fiffty .50 BMG (12.7 x 99mm), PGM UR Hecate II 12,7x99mm, Cavim Catatumbo 12,7/20mm
Sub ametralladoras: FN P-90 de 5.7×28 mm (SS190), IMI Uzi de 9×19 mm Para, HK MP – 5 de 9×19 mm Para (en la mayoría de sus variantes).
Ametralladoras: FN Minimi de 5,56x45mm, FN MAG de 7,62×51 mm, M60 de 7,62×51 mm.
Escopetas: Franchi SPAS-12 de 70mm (2 1/2″).Franchi SPAS-155 de 70mm (2 1/2″), Mossberg 590 de 76 mm 12 (3″),Valtro PM-5 de 70mm (2 1/2″) y otros modelos no precisados.
Lanzacohetes: Lanzagranadas RPG-7V1, Bofors AT-4Skip de 84 mm, Bofors Carl Gustaf de 84 mm, M-72 Light Anti-tank Weapon (LAW) de 66 mm, Lanzagranadas Milkor MGL Mk.1S de 40mm.
Otros equipos:

Poseen equipos de visión nocturna de última generación, radios de salto de frecuencia, sistemas GPS y morteros, los uniformes cambian de acuerdo a la geografía donde son desplegados.

COMPAÑÍAS DE FRANCOTIRADORES DEL EJÉRCITO

La principal arma de estas unidades es el fusil de precisión ruso Dragunov SVD 7,62 x 54 R mm (Foto: Delso López)
La principal arma de estas unidades es el fusil de precisión ruso Dragunov SVD 7,62 x 54 R mm (Foto: Delso López)

En las diferentes brigadas que conforman el Ejército de Venezuela existen compañías independientes de francotiradores, las cuales puedes ser anexadas a otras unidades como refuerzos.  Estas compañías han sido dotadas, principalmente, del fusil de precisión ruso Dragunov SVD 7,62 x 54 R mm, de los cuales cerca de  5 mil ejemplares fueron adquiridos en 2007.

El Oficial o Tropa Profesional con la intención de aprobar y obtener la especialidad de Francotirador, debe poseer confianza en el manejo de las armas, poseer destrezas y habilidades en el tiro con armas largas, poseer una excelente condición física y psicológicas, ser voluntario para el entrenamiento y disposición para la instrucción, tener la capacidad para trabajar bajo estrés y en solitario si lo requiere la misión, de personalidad calmada sin tendencia a la violencia, así como poseer la virtud de la paciencia necesaria para el acecho.

El curso de Francotirador  es un adiestramiento táctico técnico, de carácter especial que tiene la finalidad de capacitar al efectivo militar física, técnica y psicológicamente, para el uso del Dragunov SVD en situaciones donde el ordenamiento jurídico legal vigente así lo requiera en el Territorio Nacional.

Para garantizar el entrenamiento de los integrantes de las compañías de francotiradores, se dispone del Centro Nacional de Formación de Instructores de Francotiradores Capitán Anastasio Canales.

ARMADA BOLIVARIANA

8TA. BRIGADA DE COMANDOS DE MAR GENERALÍSIMO FRANCISCO DE MIRANDA

Comando de Mar armado con una subametralladora FN P-90 de 5,7x28 mm SS190 con supresor (Foto: Delso López)
Comando de Mar armado con una subametralladora FN P-90 de 5,7×28 mm SS190 con supresor (Foto: Delso López)

Los Comandos de Mar tienen su origen en la Compañía de Incursores de la Escuadra y en la Unidad de Reconocimiento de la Infantería de Marina (URECIM). La primera creada en 1973 con la misión de “Efectuar operaciones de Comandos de apoyo de la Dependencias y Unidades de la Armada”, adscrita al Comando de la Escuadra. La segunda, creada el 11 de diciembre de 1975 ante la necesidad de la Infantería de Marina de contar con una fuerza de reconocimiento, con la misión de “Efectuar en apoyo de los Comandos Operaciones, acción de reconocimiento terrestre y de seguridad, en el fin de facilitar el asalto de la Fuerza de Desembarco y las operaciones subsiguientes”.

En 1985 se fusionaron ambas unidades y se crea la Unidad de Operaciones Especiales (UOPE), con la misión de “Conducir operaciones de Comandos y de Guerra Especial por medios acuáticos, terrestres y aéreos a fin de apoyar las operaciones de la Armada”. Con esta nueva restructuración y ampliación de responsabilidades, se aumentan las funciones y capacidades y pasa a depender directamente del Comando Naval de Operaciones, ubicando su sede en el Comando de la Aviación Naval en Puerto Cabello. En 1989 la UOPE es trasladada al Apostadero Naval TN Tomás Vega, ubicado en la bahía de Turiamo, Estado Aragua.

Tras el intento de golpe de estado del 27 de noviembre de 1992 la UOPE fue desdoblada en dos pelotones adscritos a las Unidades Tácticas de Combate General Rafael Urdaneta de Puerto Cabello y Mariscal Antonio José de Sucre de Carúpano. Ambos pelotones bajo el control operacional de ambas unidades tácticas con la denominación de Pelotón de Reconocimiento Anfibio de la Infantería de Marina (PRAIM).

En 1994, ambos pelotones son transferidos a la Base Naval Mariscal Juan Crisóstomo Falcón, en Punto Fijo, bajo el control de la Unidad Táctica de Combate Generalísimo Francisco de Miranda (UTACMI). Un año después es creado el Comando de Operaciones Especiales (COPEMI) y trasladado a su antigua sede en la Bahía de Turiamo, donde actualmente está su cuartel general. Posteriormente la unidad creció a nivel de regimiento y luego al de brigada.

Comandos con una ametralladora M60 7,62 mm, escopeta Winchester 1300 Marines calibre 12 y fusil de asalto FN FAL M-61T1 7,62 mm modificado con mira telescópica, año 1997 (Foto: Gillet Rivet)
Comandos con una ametralladora M60 7,62 mm, escopeta Winchester 1300 Marines calibre 12 y fusil de asalto FN FAL M-61T1 7,62 mm modificado con mira telescópica, año 1997 (Foto: Gillet Rivet)

La brigada está en la capacidad de realizar incursiones por mar, tierra o aire al territorio enemigo, sabotajes, ataques puntuales a posiciones fuertemente defendidas, reconocimiento detrás de las líneas enemigas y búsqueda y rescate de combate. Para sus cometidos, cuentan con sofisticados sistemas de armas de asalto, visión nocturna, lanchas para operaciones especiales, Wave Runners, botes tipo Zodiac y demás embarcaciones, fusiles de alta precisión para grandes distancias y equipos de buceo de tipo CCR o Close Circuit Reabreather, que permite al buzo permanecer varias horas a diferentes profundidades sin necesidad de recargar aire ya que utiliza los mismos gases que se exhalan y los purifica filtros controlados por computadora para ser respirables de nuevo, esto evita la mayor cantidad de burbujas y el ruido de un sistema tradicional de SCUBA (Self Contained Underwater Breathing Apparatus). Estos son ideales para infiltraciones, colocación de cargas etc.

Buzos de combate equipados con modernos sistemas de buceo tipo Close Circuit Reabreather (Foto: Delso López)
Buzos de combate equipados con modernos sistemas de buceo tipo Close Circuit Reabreather (Foto: Delso López)

Para convertirse en un comando, el aspirante debe asistir a la Escuela de Comandos de Mar, el cual es un instituto educativo adscrito al Comando Naval de Educación, concebido para proporcionar un alto nivel de capacitación profesional, encargado de adiestrar al personal de la Armada y de otras instituciones de seguridad del Estado en la ejecución de operaciones especiales, de comando, de buceo y aerotransportadas.

La Escuela de Comandos de Mar dicta los cursos de Operaciones Especiales, Paracaidismo Táctico Naval, Paracaidismo de Caída Libre Naval, Francotirador, Buceo Elemental y Buceo de Combate. El entrenamiento especial y diario de cada uno de los aspirantes a comandos les permite desarrollar ciertas capacidades que para cualquier persona pudieran ser sorprendentes.

Izquierda: Francotirador con un fusil Springfield M21 de 7.62x51 mm. Derecha: Paracomando armado con una subametralladora H&K MP-5A3 9mm. (Foto: Gillet Rivet)
Izquierda: Francotirador con un fusil Springfield M21 de 7.62×51 mm. Derecha: Paracomando armado con una subametralladora H&K MP-5A3 9mm. (Foto: Gillet Rivet)

El fuerte entrenamiento dura unos seis meses, luego se tiene que aprobar con éxito sus tres fases: acuática, terrestre y aérea. Sus capacidades van desde poder sobrevivir veinte días en alta mar sin ningún tipo de provisión, pasando por destruir un blanco con extrema precisión a unos dos kilómetros, hasta tareas de reconocimiento por un lapso indefinido. Pueden cumplir la misión con el mínimo de recursos. Este infante debe estar entrenado física y mentalmente para actuar bajo las condiciones más adversas. Sólo 5% de los aspirantes que ingresan a la Infantería de Marina, pasan a ser Comandos de Mar.

La 8ta. Brigada de Comandos de Mar puede intervenir en diferentes ambientes y teatros. Cada uno de sus integrantes está capacitado para actuar desde el aire, agua y tierra. Los Comandos de Mar pueden llevar a cabo liberación de rehenes, neutralización de blancos tácticos y estratégicos, destrucción de laboratorios para el procesamiento de droga, así como de cualquier sembradío, y el empleo de francotiradores en apoyo a misiones especiales, entre otras actividades.

Comandos de Mar saltan al agua desde un helicóptero MI-17V5 (Foto: Delso López)
Comandos de Mar saltan al agua desde un helicóptero MI-17V5 (Foto: Delso López)

En una operación típica estaría compuesta por seis hombres, que serían infiltrados de noche, ya sea por aire o mar, muy cerca del objetivo a inutilizar. Una patrulla de dos individuos se adelantaría al grupo principal y con total sigilo exploraría la cabeza de playa y el sitio a emboscar. Vale aclarar que de antemano el grupo dispone de información de inteligencia, que les permite reconocer y darle prioridad a los posibles obstáculos para el perfecto desenvolvimiento de la misión.

Después de que los individuos de exploración aseguran la cabeza de playa, estos indican a los otros miembros de la misión para que avancen hasta donde están ellos. La unidad completa toma por asalto el objetivo, el cual podría ser un campamento guerrillero o un laboratorio para procesar droga, y con la mayor agilidad destruyen el lugar y dejan fuera de combate a sus ocupantes. Luego, amparados por la noche regresan a un punto predeterminado donde son recogidos por un helicóptero o un barco y, finalmente, llevados a su base. La coordinación perfecta entre los Comandos de Mar garantiza el éxito de la misión.

A lo largo de su historial los comandos han participado en las Operaciones Combinadas Unitas, en la cual desplegaron una intensa actividad con sus homólogos estadounidenses, (Navy SEAL), además de maniobras conjuntas con fuerzas navales de Francia, Holanda, Brasil, Trinidad y Tobago y tiempos recientes con Rusia y China. Debido al buen nivel de los comandos puede considerarse entre los mejores del continente.

Comandos navales venezolanos junto a sus homólogos estadounidenses los Navy Seal antes de efectuar un salto en paracaídas desde un C-130 de la FAV a finales de la década de 1980
Comandos navales venezolanos junto a sus homólogos estadounidenses los Navy Seal antes de efectuar un salto en paracaídas desde un C-130 de la FAV a finales de la década de 1980

En la actualidad, la 8ta. Brigada de Comandos de Mar Generalísimo Francisco de Miranda, está organizada en una compañía de comando, y cuatro batallones, a saber el 81 Batallón de Operaciones Especiales Capitán de Corbeta Henry Lilong Garcia, el 82 Batallón de Reconocimiento Anfibio General en Jefe José Félix Ribas, el 83 Batallón de Zapadores Anfibios Cacique Guaicaipuro y el 84 Batallón de Apoyo Juan Germán Roscio, todos basados en Turiamo.

El lema de los Comandos de Mar es: “Vista sagaz, impacto fulminante

Armamento y Equipamiento:

Pistolas: IMBEL GC MD-1 9x19mm, Glock 17 9x19mm, FN HP (Browning HI – Power) de 9×19 mm Para,  SIG Saüer P226 de 9 mm. Para.
Rifles de asalto: Kalashnikov AK-103 7,62x39mm, FN FAL de 7.62×51 mm, (en distintas configuraciones dotados de miras especiales y lanzagranadas M203 de 40mm), SIG SG-550/551/552 de 5.56×45 mm
Rifles de precisión: SVD Dragunov 7,62x54Rmm, Cavim Catatumbo 7,62mm, Springfield M21 de 7,62×51 mm, Remington model 700 de 7.62x51mm, FN FAL de 7.62x51mm versión sniper y otros modelos no precisados.
Rifles antimaterial: Barret M82A1 Ligth Fiffty .50 BMG (12.7 x 99mm), Cavim Catatumbo 12,7/20mm
Sub ametralladoras: FN P-90 de 5.7×28 mm (SS190), IMI Uzi de 9×19 mm Para, IMI Mini Uzi de 9×19 mm Para, HK MP–5K, MP-5SD3, MP5-A3 Y MP5A2 de 9×19 mm Para.
Ametralladoras: FN Minimi de 5,56x45mm, FN MAG de 7,62×51 mm, M60 de 7,62×51 mm.
Escopetas: Mossberg 590 de 76 mm 12 (3″), Winchester 1300 Marines de 76mm (3″), Valtro PM-5 de 70mm (2 1/2″) y otros modelos no precisados.
Lanzacohetes: Lanzagranadas RPG-7V1, Bofors AT-4 Skip de 84 mm, Bofors Carl Gustaf de 84 mm, M-72 Light Anti-tank Weapon (LAW) de 66 mm, Lanzagranadas Milkor MGL Mk.1S de 40mm.
Otros equipos: Poseen equipos de visión nocturna de última generación, zodiacs, lanchas rápidas y medios propios para infiltración como los equipos de buceo especiales y Wave Runners (motos de agua), radios de salto de frecuencia, sistemas GPS y morteros ligeros de 60mm como el CAVIN Cazador

AVIACIÓN MILITAR BOLIVARIANA

ESCUADRÓN DE BÚSQUEDA Y RESCATE DE COMBATE (CSAR)

Comandos del Escuadrón CSAR trasladan a un piloto derribado en territorio enemigo (Foto: Alexis González)
Comandos del Escuadrón CSAR trasladan a un piloto derribado en territorio enemigo (Foto: Alexis González)

El 24 de marzo de 1986 se creó el Departamento de Búsqueda y Rescate (SAR – Search and Rescue), el cual dependía de la División de Seguridad Aérea de la Inspectoría General de la Fuerza Aérea, luego en 1990 es transferido al Comando de Operaciones Aéreas y finalmente, el 31 de marzo de 1995 el Departamento SAR pasó a depender del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No.10, como el Escuadrón de Búsqueda y Rescate de Combate o CSAR en sus siglas en ingles (Combat Search and Rescue).

Su misión es planificar y ejecutar operaciones de búsqueda y rescate de personal y aeronaves militares y civiles en el territorio nacional e internacional, tanto en tiempo de paz como en conflicto. Su armamento individual incluye las normalizadas de la FANB y armas especiales como rifles de francotiradores.

El Escuadrón CSAR utiliza helicópteros Super Puma y Cougar del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No.10 de la AMB (Foto: Omar Quintero)
El Escuadrón CSAR utiliza helicópteros Super Puma y Cougar del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No.10 de la AMB (Foto: Omar Quintero)

Los miembros de esta unidad están preparados para enfrentar  cualquier situación posible, es por eso que los aspirantes deben realizar una serie de cursos para poder ser plaza de esta elitesca unidad CSAR: Caribe contraguerrilla; operaciones especiales (curso del Grupo de Acciones de Comando de la Guardia Nacional o el equivalente internacional); básico de helitáctica y asalto aéreo; paracaidismo básico y de caída libre militar; supervivencia de combate en mar, costa y selva; curso básico de rescate en agua, superficie y montaña; evacuación aeromédica; emergencias médicas pre hospitalarias submarinismo militar; explosivos y demoliciones; sabotaje y combate urbano.

GUARDIA NACIONAL BOLIVARIANA

GRUPO DE ACCIONES DE COMANDO DE LA GUARDIA NACIONAL (GAC)

Efectivo del Grupo de Acciones de Comando de la GNB con un fusil Cavim Catatumbo de 12,7 mm de fabricación venezolana
Efectivo del Grupo de Acciones de Comando de la GNB con un fusil Cavim Catatumbo de 12,7 mm de fabricación venezolana

El Grupo de Acciones de Comando o Grupo de Acciones Especiales, fue creado el 4 de junio de 1985 con la finalidad de conducir y ejecutar operaciones de alta peligrosidad en todo el territorio nacional y enfrentar de manera eficaz, la amplia gama de actividades de los grupos terroristas y las modalidades de guerrilla urbana y rural, así como combatir en los ámbitos selváticos e inhóspitos de montaña. Este grupo ha sido entrenado por los comandos NAVY SEAL de la Armada norteamericana, ha participado en intercambios a nivel técnico y tecnológico con la Policía Especial Antiterrorismo y de Emigración de Alemania, igualmente con Francia y el Grupo Gaula, Lanceros y los grupos antisecuestro y extorsión de Colombia. Esto sin dejar a un lado que los primeros entrenamientos que recibió el GAC que fueron impartidos por Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos. Igualmente este grupo ha efectuado intercambio de entrenamiento con la Armada, Fuerza Aérea, y la Brigada de Acciones Especiales de la antigua PTJ (hoy CICPC), de nuestro país.

El GAC puede desarrollar operaciones aire, mar y tierra, poseen una altísima movilidad lo cual los hace ser una unidad de tipo estratégica. Sus acciones van desde infiltración, reconocimiento, y golpes de mano a otras propias de un grupo Comando, sin dejar a un lado las típicas acciones contra terroristas y antinarcóticos que hoy día son el principal flagelo que afecta a la humanidad.  Por lo general antes de actuar en la zona infiltran con antelación uno o dos grupo de observadores compuestos por un francotirador y un observador que serán los encargados de estudiar los movimientos del enemigo y reportar los posibles cambios situacionales, una vez coordinadas las acciones a tomar, entra en acción el grueso del grupo, pasando la unidad de observación a formar parte activa del grupo como unidad de francotiradores, en una acción que no toma más de quince minutos dependiendo del escenario y logrando alcanzar los objetivos con una altísima tasa de efectividad.

Demostración de un asalto realizado por comandos del GAC (Foto: Enver Cuervos)
Demostración de un asalto realizado por comandos del GAC (Foto: Enver Cuervos)

La escuadra de combate del GAC está compuesta por diez hombres, donde cada uno tiene una responsabilidad específica: El escopetero que con un arma de ese tipo tiene la responsabilidad de abatir blancos en encuentros súbitos, esencialmente abre el camino para que el resto del equipo se despliegue.  El explosivista se dedica a la búsqueda y desactivación de trampas y detonantes, además está preparado para la destrucción de las pistas clandestinas utilizadas por las aeronaves de los narcotraficantes.  El operador de radio es un técnico en comunicaciones que tiene la responsabilidad de mantener el contacto permanente con  la central y solicitar apoyo aéreo.  Los cuatro fusileros son el grupo más versátil para resguardar la vanguardia, retaguardia y los flancos, están dotados del fusil HK-33KE que es utilizado como arma de asalto en áreas urbanas, rurales y operaciones helitransportadas. El grupo cuenta con un infante el cual está entrenado en el manejo de la ametralladora FN Minimi, además de un francotirador pieza fundamental para dar cobertura a las operaciones especiales. El último elemento de esta unidad es el enfermero, que brinda los primeros auxilios de ser necesario.

Comandos durante un entrenamiento de rescate de rehenes, armados con fusiles Heckler & Koch H&K-3KE de 5,56 mm, pistolas de 9 mm y un escopeta calibre 12 (Foto: vía Maximiliano Hernández)
Comandos durante un entrenamiento de rescate de rehenes, armados con fusiles Heckler & Koch H&K-3KE de 5,56 mm, pistolas de 9 mm y un escopeta calibre 12 (Foto: vía Maximiliano Hernández)

Su uniforme se caracteriza por ser distinto al de las unidades comunes de la Fuerza Armada Nacional, pasando por el clásico Woodland, (BDU ”Battle Dress Uniform”), al tipo Lizard de origen francés. En alguna ocasión se les ha podido apreciar con camuflaje tipo desértico de origen norteamericano, (6-CDU “6 Color Desert Uniform”). Los francotiradores usan generalmente uniformes del tipo Ghillie Suite, sistema adoptado igualmente para disimular la silueta del arma utilizada.

El lema del Grupo de Acciones de Comando de la GNB es: “Honor, sacrificio y valor”

Comandos se sujetan del patín de un helicóptero Bell 412EP en una maniobra de extracción rápida (Foto: Engers Rodríguez)
Comandos se sujetan del patín de un helicóptero Bell 412EP en una maniobra de extracción rápida (Foto: Engers Rodríguez)

Armamento y Equipamiento:

Pistolas: IMBEL GC MD-1 9x19mm, Glock 17 9x19mm, FN HP (Browning HI – Power) de 9×19 mm Para, Pistola SIG Saüer P226 de 9 mm Para, Tanfoglio de 9×19 mm Para, en distintos modelos.
Rifles de asalto: Kalashnikov AK-103 7,62x39mm, HK-33-KE de 5.56×45 mm, Steyr AUG de 5.56×45 mm, FN FAL de 7.62×51 mm (en distintas configuraciones con miras nocturnas y de precisión de distintos modelos), Armalite/Colt  AR-15/M16A2/M-4 de 5.56x45mm algunos dotados con lanzagranadas M-203 de 40mm.
Rifles de precisión: SVD Dragunov 7,62x54Rmm, Springfield M21 de 7,62×51 mm, FN FAL de 7.62x51mm versión sniper, Sig-Sauer SSG 3000 de 7.62 x 51mm (.308 win), Heckler & Koch PSG-1 de 7.62 x 51mm, Remington model 700 de 7.62x51mm, Cavim Catatumbo 7,62/12,7/20mm y otros modelos de cerrojo no precisados.
Sub ametralladoras: FN P-90 de 5.7×28 mm (SS190), IMI Uzi de 9×19 mm Para, IMI Mini Uzi de 9×19 mm Para, HK MP–5K, MP-5SD3, MP5-A3 Y MP5A2 de 9×19 mm Para.
Ametralladoras: FN Minimi de 5,56x45mm, FN MAG de 7,62×51 mm.
Escopetas: Franchi SPAS-12 de 70mm (2 1/2″).Franchi SPAS-155 de 70mm (2 1/2″), Mossberg 590 de 76 mm 12 (3″), Valtro PM-5 de 70mm (2 1/2″) y otros modelos no precisados.
Lanzacohetes: Lanzagranadas RPG-7V1, Bofors AT-4 Skip de 84 mm, Lanzagranadas Milkor MGL Mk.1S de 40mm, M-72 Light Anti-tank Weapon (LAW) de 66 mm.
Otros equipos: Poseen equipos de visión nocturna de última generación, radios de salto de frecuencia, sistemas y GPS.

COMANDO NACIONAL ANTIEXTORSIÓN Y SECUESTRO (CONAS)

Efectivos del CONAS. En primer plano la pistola Imbel, subametralladora P-90 y fusil de asalto M16A2 (Foto: GNB)
Efectivos del CONAS. En primer plano la pistola Imbel, subametralladora P-90 y fusil de asalto M16A2 (Foto: GNB)

Los orígenes de este Comando datan desde 1996, cuando se inicio el desarrollo de la investigación contra los delitos de secuestro y extorsión, creando en cada estado de Venezuela un Grupo Antiextorsión y Secuestros (GAES) con más de 1.000 hombres y mujeres capacitados en el área, especializados a nivel nacional e internacional. Su participación en rescates de personas a lo largo de la frontera colombo-venezolana fue destacada.

Para enfrentar el creciente aumento de la delincuencia organizada en el país, se decide realizar una restructuración, activándose así el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) en junio de 2013, con un general al mando, un estado mayor y 24 Grupos Antiextorsión y Secuestro a nivel nacional totalizando 2.000 efectivos.

El CONAS cuenta con capacidad investigativa y hombres entrenados física y tecnológicamente para tal función. Las acciones del CONAS esta coordinadas con el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), para que ambas instituciones unan esfuerzos en la creación de un equipo que logre combatir a nivel nacional y de manera eficiente los delitos de extorsión y secuestro.

El equipamiento es muy similar al Grupo de Acciones de Comando, incluyendo ademas vehículos blindados 4×4 Norinco VN-4 de fabricación china para ser empleados en operaciones de rescate de rehenes.

Vehículo blindado 4x4 Norinco VN-4 asignado al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la GNB (Foto: Erwin Fuguet)
Vehículo blindado 4×4 Norinco VN-4 asignado al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la GNB (Foto: Erwin Fuguet)

Es preocupante y alarmante el aumento de este delito a nivel nacional, que solo con medidas de prevención y actuación de estas unidades puede ser evitado o neutralizado de forma eficaz.

Las Fuerzas Especiales hoy en Venezuela

Es importante señalar que en vista de los cambios políticos e hipótesis de conflictos establecidos por el actual gobierno, todas las unidades de operaciones especiales venezolanas han sido entrenadas en tácticas para llevar a cabo un conflicto de tipo asimétrico, pensando en una posible invasión extrajera donde existe una gran desproporción entre las fuerzas tanto militares como políticas de los bandos implicados, y que por lo tanto obligaría a las Fuerzas Especiales a ser la piedra angular de las acciones de resistencia y utilizar medios fuera de la tradición militar común.

Entre estos medios se cuenta la guerra de guerrillas, la resistencia, toda clase de terrorismo, la contrainsurgencia, la guerra sucia o la desobediencia civil en los ambientes urbanos y rurales. Para tal fin, a nivel nacional han sido establecidos previamente puntos de abastecimiento y búnkeres donde se almacenan armas y pertrechos que permitan mantener este tipo de conflicto por un tiempo prolongado que permitan inclinar la balanza a favor del bando defensor.

Por: Delso E. López L. y José J. Lugo M.

Vídeos

  • Demostración de la Unidad de Operaciones Especiales (UOPE, hoy Comandos de Mar) Armada de Venezuela en el año de 1994.

  • Escuadrón CSAR del Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No.10 Cobras de la Aviación Militar Bolivariana de Venezuela

  • Grupo de Acciones de Comando de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela

Fuentes Consultadas:

  • Proa en el Tercer Milenio, Hadelis Jiménez López
  • Revista Tecnología Militar, año 6, No.8, 1984
  • Revista Raid, No.147, febrero 1997
  • Revista Defensa, año XX, No.228, abril 1997
  • Revista Defensa, año XXI, No.241, mayo 1998
  • Sitio oficial de la Escuela de Operaciones Especiales General de División Andrés Rojas
  • Sitio oficial de la Guardia Nacional
  • Archivo Digital del diario El Universal
  • Diario Últimas Noticias

Agradecimientos especiales por los datos aportados a:

  • Carlos Hernández
  • Alexis González
  • David Padovan

Un comentario sobre “Fuerzas de Operaciones Especiales de Venezuela

  • el 7 mayo, 2015 a las 12:13 pm
    Permalink

    Saludos. Una pregunta: ¿ser oficial asimilado es una limitante para ingresar en cualquier curso de operaciones especiales? ¿Están estos cursos abiertos a todos los miembros de la FAN? Gracias.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *