Venezuela y el fortalecimiento de la Aviación Naval, otra asignatura pendiente

La necesidad de contar con medios aéreos para la vigilancia de las costas se le planteó a Venezuela un año antes de la creación de su arma aérea. En 1919, el agregado militar de Francia en Caracas apuntó: “Sin duda la aviación marítima o al menos mixta, sería la que rendiría los mayores servicios (tanto en paz como en la guerra) en un país que posee un largo litoral…”

Y esa fue la razón por la que la misión aeronáutica francesa, contratada por el Gobierno venezolano para establecer, en 1920, la Escuela de Aviación Militar, incluyera a un experimentado piloto de la Aeronavale, el alférez de navío Robert Guerin, quien dos años después organizó una Base Escuela de Aviación Marítima dotada aviones Caudron G.4 y Farman F.40 que, al poco tiempo, fue desmantelada. Además, desde el mismo momento de su creación, la Aviación Militar, a pesar de pertenecer al Ejército, contó entre sus filas con oficiales pilotos y mecánicos de la Armada. Todo eso hace que al origen de la Aviación Naval venezolana se le sitúe en 1920.

Antes de continuar, es necesario explicar la diferencia entre los términos “aviación naval” y “aviación marítima”. La aviación naval es el empleo del poder aéreo por parte de la Armada con aeronaves propias. Mientras, la aviación marítima es el uso de aeronaves en misiones marítimas bajo el mando de fuerzas distintas a la Armada como, por ejemplo, la Fuerza Aérea.

En 1936 la Aviación Militar creó una Escuadrilla de Vigilancia y Defensa de Costas, al mando de un oficial naval, dotada de tres hidroaviones franceses Lioré et Olivier Le-O.H.23-2, pero su existencia fue efímera debido a la mala calidad del material volante.

Hidroavión Lioré et Olivier Le-O.H.23-2
Hidroavión Lioré et Olivier Le-O.H.23-2

A final de esa década, se proyectó el establecimiento de bases para hidroaviones a lo largo de la costa dotadas del modelo italiano CANT Z.501 Gabbiano, mientras que la Armada negoció la adquisición de un crucero dotado de un hidroavión embarcado; no obstante, el estallido del la Segunda Guerra Mundial impidió que se concretaran ambos proyectos. Y fue la carencia de aviones de patrullaje marítimo y antisubmarinos durante el conflicto mundial lo que impidió a la Armada y a la Aviación Militar vigilar de manera efectiva las aguas territoriales donde merodearon los uboote alemanes que hundieron no pocos buques mercantes y petroleros, tanto venezolanos como de los países aliados.

En 1947, la Aviación Militar alcanzó su plena autonomía del Ejército y se convirtió en la Fuerza Aérea Venezolana. En los años subsiguientes no se conoció de nuevos proyectos para crear unidades de aviación marítima o aeronaval.

Nace la Aviación Naval

Fue en 1962 cuando la Armada incorporó su primera aeronave, un avión Cessna 310 al que le siguieron otros aviones del mismo modelo y dos Douglas DC-3/C-47. En 1974, creó la primera unidad táctica: el Escuadrón Aeronaval de Patrullaje Antisubmarino, dotado de seis aviones Grumman S-2E Tracker. Además, en esa década recibió aviones de transporte BAe 148 y Beechcraft King Air 90E.

S-2E_FJNC
Aviones antisubmarinos Grumman S-2E Tracker en el aeropuerto de Puerto Cabello, década de 1970 (Foto: Francisco. J. Nieves-Croes)

Finalmente, entre 1980 y 1982, con las seis fragatas tipo Lupo /clase Mariscal Sucre llegaron, también de Italia igual número de helicópteros Agusta/Bell AB-212ASW, dando así inicio a la aviación naval embarcada. Así mismo, se creó el Comando de Aviación Naval.

España, el principal proveedor

A lo largo de esos años se recibieron aviones, nuevos, de enlace Cessna 310R, de transporte De Havilland Canada DHC-7-102 Dash 7 y Cessna 402C, y  varios de segunda mano: un King Air 200 y un Rockwell AC-980 Turbo Commander. También se adquirieron tres helicópteros AB-212ASW adicionales. Sin embargo, las compras más importantes se realizaron en España: cuatro aviones de transporte Eads Casa C212-200 Aviocar y cuatro de patrullaje marítimo C212-200PM.

Eads Casa C212-200 Aviocar con el esquema de pintura original (Foto: Jóse Vargas)

Del mimos modo, se repotenciaron cuatro S-2E Tracker y se adquirieron dos más pero, inexplicablemente, al poco tiempo fueron retirados esos nobles aviones que, 30 años después, continúan en servicio con algunas armadas, incluyendo la de Brasil.

En la década de los noventa llegaron tres helicópteros Bell TH-57A Sea Ranger y un avión Cessna 310 Centurión, todos para instrucción. En 1998 se compraron a EADS Casa dos C212-400 de transporte, a la vez que se le encomendó la actualización y repotenciación de tres C212-200 Aviocar y tres C212-200PM.

Escuadrón aeronaval de ataque

La Guerra de las Malvinas dejó muchas enseñanzas, una fue la importancia de contar unidades de ataque aeronaval. La Armada venezolana elaboró un proyecto, anunciado en 1984, para la creación de un Escuadrón Aeronaval de Ataque. Una de las primeras opciones para su equipamiento fue la versión navalizada, inédita, del avión de entrenamiento avanzado y ataque ligero C101 presentada por CASA. No obstante, el proyecto quedó estancado a final de esa década, cuando la Fuerza Aérea adquirió misiles aire-buque AM39 Exocet para sus cazas Dassault Mirage 50.

Años después se conoció la oferta de la U.S. Navy a la Armada venezolana para transferirle aviones de ataque LTV A-7 Corsair II. Más recientemente, a mediados de la década pasada, el proyecto continuaba vigente y en ese momento se planteaba la adquisición de aviones de ataque ligeros Embraer EMB-314 Super Tucano o Sukhoi Su-25, pero desde entonces no ha habido más información al respecto.

Los últimos 15 años

En los últimos tres lustros la Aviación Naval ha incorporado pocas unidades. En la década pasada recibió ocho helicópteros Bell 412EP y seis Mi-17V5, y, al menos, un avión Cessna 208B Grand Caravan. Por lo demás, actualizó en Italia los helicópteros AB-212ASW.

Helicóptero Agusta/Bell AB-212ASW, embarcado en una fragata tipo Lupo / clase Mariscal Sucre (Foto: José Lugo)
Helicóptero Agusta/Bell AB-212ASW, embarcado en una fragata tipo Lupo / clase Mariscal Sucre (Foto: José Lugo)

No obstante, hay que recordar que, en 2005, la Armada venezolana contrató a EADS Casa (actual Airbus Defense and Space) el suministro de cuatro aviones de transporte C295M y dos de patrullaje marítimo C295MPA Persuader, pero la empresa española no pudo cumplir debido a la prohibición impuesta por Estados Unidos a la transferencia de material y tecnología militar, de origen norteamericano, a Venezuela. Ante tal circunstancia, se intentó encontrar sustitutos en otros países, pero en Occidente no fue posible debido al veto estadounidense y, respecto a Rusia, los modelos evaluados, según se comentó, no convencieron a los pilotos navales venezolanos.

En 2012 se anunció el proyecto para adquirir en China ocho helicópteros antisubmarinos Harbin Z-9EC, para dotar a los ocho buques patrulleros construidos por Navantia, y seis Z-9WA de ataque para apoyo de la Infantería de Marina, lo cual no se ha concretado. El hecho es que el parque aeronáutico de la Aviación Naval está envejeciendo y, por ser en su mayoría norteamericano o contar con componentes de ese origen, es de suponer que su operatividad esté siendo afectada ante la dificultad de obtener piezas de recambio debido al embargo.

Fotomontaje de un Harbin Z-9EC con insignias venezolanas (Fotomontaje: FAV-Club)
Fotomontaje de un Harbin Z-9EC con insignias venezolanas (Fotomontaje: FAV-Club)

La Armada venezolana dispone de 19 buques con cubiertas de vuelo para helicópteros, de los cuales diez tienen hangar, que no es poco. Además, cuenta con una importante red aeroportuaria, militar y civil repartida a lo largo de la costa e islas desde la que pueden operar sus aeronaves. Por lo tanto, lo que necesita son medios aéreos idóneos y suficientes para cumplir con su misión en unos momentos en los que Venezuela necesita reafirmar su soberanía en sus vastos espacios marítimos, principalmente en su fachada atlántica.

Por Carlos Hernández – publicado en Infodefensa, junio de 2015

Escrito por Carlos Hernández González

Carlos Hernández González

Abogado graduado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con estudios de postgrado y especialización en desarrollo económico e integración latinoamericana (UCV e Intal, Buenos Aires). Egresado del Center for Hemispheric Defense Studies de la National Defense University (Washington, D.C.). Colaborador del diario Notitarde. Autor de libros y artículos en materia de seguridad y defensa, miembro de Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal), corresponsal del portal Infodefensa.com y de la revista Tecnología Militar. Miembro de FAV-Club.

Carlos Hernández González

Abogado graduado de la Universidad Central de Venezuela (UCV) con estudios de postgrado y especialización en desarrollo económico e integración latinoamericana (UCV e Intal, Buenos Aires). Egresado del Center for Hemispheric Defense Studies de la National Defense University (Washington, D.C.). Colaborador del diario Notitarde. Autor de libros y artículos en materia de seguridad y defensa, miembro de Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal), corresponsal del portal Infodefensa.com y de la revista Tecnología Militar. Miembro de FAV-Club.

12 comentarios sobre “Venezuela y el fortalecimiento de la Aviación Naval, otra asignatura pendiente

  • el 20 junio, 2015 a las 2:51 pm
    Permalink

    La aviacion Naval venezola, tiene que ser fortalesida, con aviones caza, de primera linea, la que tenga mas poder de fuego, asi hacer de venezuela, un pais con costa, mas fortalisida militarmente.

    Respuesta
    • el 24 junio, 2015 a las 9:28 am
      Permalink

      Desde hace tiempo venezuela necesita un portaviones y porta helicoptero, porlo menos, 6, para poder fortalecer, su poder naval y de seguridad maritima territorial. el problema es nro de personal que llevan estas naves flotante.

      Respuesta
      • el 24 junio, 2015 a las 8:28 pm
        Permalink

        Con todo respeto, pero naves tipo portaaviones es un despropósito para los requerimientos y doctrina de la Armada. No son necesarios esos tipos de buques, eso hay que entenderlo tomando en cuenta muchos factores que van más allá que la cantidad de tripulantes (que también es de consideración).

        Respuesta
  • el 23 junio, 2015 a las 11:14 am
    Permalink

    Buen día. Buen artículo. Disculpen, quizá suene algo exagerado pero ¿No creen ustedes que Venezuela requeriría ya de un portaaviones o portahelicópteros como parte de su armada? Saludos.

    Respuesta
    • el 23 junio, 2015 a las 6:50 pm
      Permalink

      NO, es completamente innecesario y fuera de los requerimientos operacionales de la Armada.

      Saludos

      Respuesta
      • el 15 julio, 2015 a las 10:22 pm
        Permalink

        Disculpa mi ignorancia, xq seria innecesario un Portaaviones o portahelicopteros…? cual es el basamento, Gracias d ante mano por la info. suministrada..

        Respuesta
        • el 28 julio, 2015 a las 11:40 am
          Permalink

          Un portaaviones no es necesario para nuestra Armada por las siguientes razones:

          – Las aeronaves que pueden estar en un portaaviones perfectamente puede operar desde tierra y desde islas venezolanas cubriendo todo nuestro mar territorial.
          – Nuestro mar territorial, se encuentra 90% en el Mar Caribe, repetimos, perfectamente puede ser cubierto por aeronaves en tierra y tener al alcance a naciones vecinas sin necesidad de tener un portaaviones.
          – No es prioritario para la Armada, ni siquiera planificado. La prioridad debe ser aeronaves de patrullaje marítimo y antisubmarinos (aviones y helicópteros). Aeronaves que vigilen la ZEE, no aviones caza navales.
          – Altos costos de operación.
          – No es solo tener un portaaviones, es equiparlo con aeronaves y buques de escolta, lo que añade más costo asociados.
          – Incapacidad de operarlo y mantenerlo como es debido. Dianca no esta en capacidad de mantener un buque de ese porte. Lamentablemente nuestra Armada ha tenido ese punto flaco. Es de recordar el caso de las fragatas y submarino varados en Dianca desde hace años, ademas del buque de reabastecimiento de flota Ciudad Bolívar T-81 inoperativo desde hace años en Bnar (es el buque más grande de la Armada).
          – En vez de tener cazas navales, hay que fortalecer es a la AMB que actualmente tiene carencias, como buscar el reemplazo de los F-16 y de los F-5 por ejemplo.
          – En caso de ataque naval, ya los actuales Su-30Mk2 con su gran autonomía (que cubre nuestro Mar territorial) disponen del armamento necesario para tal fin.

          Lo que la Armada debe hacer:

          – Fortalecer su Aviación Naval pero con aeronaves de patrullaje maritimo y antisubmarinos con buen alcance y autonomía para patrullar nuestro mar territorial. Perfectamente desplegables en aeropuertos en zonas costeras y en islas como La Orchila y Margarita.
          – Equipar con nuevos helicópteros ASW a los BVL y sobre todo a los POV.
          – Armar con misiles SSM y SAM y torpedos ASW a los POV.
          – Recuperar las fragatas que se puedan
          – Comenzar de nuevo el programa para adquisición de nuevos submarinos
          – Recuperar el AOR Ciudad Bolívar T-81
          – Buscar un reemplazo a los fieles pero ya viejos patrulleros misilisticos Vosper clase Constitución
          – Tal vez, uno o dos nuevos buques de asalto anfibio verdaderos, para transportar al nuevo equipamiento de la infantería de marina, con capacidad de operar con dos helicópteros medios de transporte.

          Claro esta, todo esto de la mano del presupuesto de la economía nacional, pero como ven , muchas cosas que hacer prioritarias. No hay lugar para un portaaviones, ni económicamente ni operacionalmente.

          Saludos

          Respuesta
  • el 9 octubre, 2015 a las 9:42 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo en que comprar un portaviones o portahelicopteros es inviable, ademas recuerden que los paises que mayormente los tienen es porque tienen bases en diferentes partes del mundo o participan en guerras en diferentes partes del mundo y necesitan una base aerea flotante. En cambio para venezuela que posee muchas islas lo que necesita es aparatos que custodien las aguas territoriales y no mar adentro. Ademas que necesitamos por lo menos dos submarinos y que serian excelentes los de la clase Kilo o Amur, en materia aerea se necesitan por lo menos ocho helicopteros Harbin Z9ac o erucopter Phanter ASW.

    Respuesta
  • el 18 febrero, 2017 a las 10:18 pm
    Permalink

    cuando a los pilotos no les parese mucho un avion por que es ?? cuales son los motivos??

    Respuesta
  • el 27 febrero, 2017 a las 12:27 am
    Permalink

    BIEN ES CLARO QUE UN PORTAAVIONES ES ALGO EXAGERADO AHORA PARA LA ARMADA, PORQ NO TENEMOS AHORA INTERESES MAS HAYA DE NUESTRAS AGUAS AL CONTRARIO TODA LAS RIQUEZAS QUE PUEDEN EXISTIR ESTAN AQUI EN NUESTRO PAIS, TENEMOS QUE FORTALECER LA ARMADA EN TODO SUS AMBITOS ; BUSCAR REEMPLAZAR LOS SUBMARINOS Y CUANDO SE HAGA ADQUIRIR UN NUMERO MAYOR AL QUE TENEMOS , TERMINAR DE ARMAR A LOS POV Y LOS OPV PARA CONVERTIRLO EN CORBETAS ADEMAS DE BUSCAR ADQUIRIR FRAGATAS PARA QUE OCUPEN EL LUGAR DE LAS LUPO, PORQ YA ESTAN ALGO VIEJAS ADEMAS SOLO HAY 4 EN SERVICIOS TAMBIEN SE PODRIA ADQUIRIR ALGUNOS BUQUES DE COMBATES DE ALTA MAR , PARA DAR UN MEJOR APORTE DE FUEGO EN NUESTRAS AGUAS Y LO DEMAS EN LO QUE RESPECTA A BUQUES TERMINAR DE REPOTENCIAR O ADQUIRIR NUEVOS BUQUES DE DESEMBARCOS , EN LA AVIACION DE LA ARMADA BUSCAR NUEVAMENTE AVIONES DE PATRULLA MARITIMA Y DE GUERRA ANTI-SUBMARINA COMO TAMBIEN DE TRANSPORTE , BUSCAR FORTALECER ADQUIRIENDO MAS HELOS PARA SUSTITUIR LOS QUE TENEMOS DE MARCA GRINGA , HAY BUENOS MODELOS CHINOS Y RUSOS YA SEAN ANTI-SUBMARINOS, TRANSPORTE , ATAQUE PARA DARLE APOYO DE FUEGO A LA IMB Y COMPLEMENTAR A LOS MI-17 QUE RECIBIO LA ARMADA QUE SON POCOS , POR AHORA NO ES PRIORITARIO PERO LA ARMADA EN ALGUN MOMENTO TENDRA QUE BUSCAR UNA PLATAFORMA DE COMBATE AEREA DE ALA FIJA , TRATAR DE TENER UNOS 3 ESCUADRONES DE CAZAS PARA LA ARMADA LO VEO NECESARIO PORQ UN PORTAAVIONES GRINGO NADA MAS TE AGARRA MINIMO 70 AEREONAVES, POR ESO DEBEMOS TENER UN TIPO DE CAZA O CAZAS PARA LA ARMADA QUE COMPLEMENTE NUESTRA CAPACIDAD AEREA , OTRA COSA ES NO DEJAR PASAR POR ALTO BUSCAR SISTEMAS DE DEFENSA COSTEROS COMO YA SE HABIA ECHO Y TERMINAR DE ARMAR A LA IMB

    Respuesta
    • el 1 marzo, 2017 a las 2:39 pm
      Permalink

      ¿Cual es el basamento para que la Armada disponga de aviones de combate sin la existencia de un portaaviones?.

      Sencillamente esos cazas serian para la AMB para reforzar su capacidad de combate. No hay necesidad de duplicar esfuerzo, cuando el exponente de la aviación de combate es la AMB (ex FAV). Cuando se tiene un avión con las capacidades del Su-30MK2, no tiene sentido comprar otros para la Aviación Naval, cuando en la AMB hay carencia de unidades de caza y ataque.

      Para la Aviación Naval, la máxima prioridad son aeronaves (aviones y helicópteros) de patrullaje marítimo y antisubmarinos, capaces igualmente de portar armamento antibuque, sin descuidar las misiones SAR, ademas de otras aeronaves útiles para el entorno naval operacional venezolano.

      Poseer un portaaviones es sencillamente un despropósito, sin olvidar lo caro de mantener para nuestra economía y requerimientos operacionales.

      Saludos

      Respuesta
      • el 3 marzo, 2017 a las 9:00 pm
        Permalink

        BUENO ES MI OPINION SIMPLEMENTE , Y NO DIGO QUE HAYA QUE TENER UN PORTAAVIONES NO LO VEO NECESARIO CON LAS ISLAS QUE TENEMOS AL FRENTE QUE SENCILLAMENTE PUEDEN SERVIR DE BASE , Y SI NO PONEMOS A VER PARA LA AMB HAY QUE SEGUIR EQUIPANDOLA Y CON FLOTAS CONSIDERABLES PARA TENER BUENA FUERZAS EN EL BRAZO AEREO

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *