Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Dayton, Ohio

No es fácil dar una descripción definida al Museo Nacional de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, catalogado internacionalmente como el museo aeronáutico más antiguo y con la mayor colección de aviones del mundo. Está localizado en la ciudad de Dayton, Ohio, al noreste de los Estados Unidos. Más de 300 aeronaves y vehículos espaciales, así como miles de artefactos históricos, son exhibidos con un sentido de armonía y sensibilidad que nos conecta al legado de los hermanos Wright, dándonos un recorrido por el Siglo 20, desde sus inicios, hasta llegar a los últimos adelantos tecnológicos de la aeronáutica.

Quienes tienen la oportunidad de visitar este Museo, que recibe en promedio un millón y medio de visitantes al año, quedan maravillados al ver de cerca las exposiciones dedicadas a los hombres y aeronaves que han marcado hitos y han dejado su huella en estos mas de cien años de historia aeronáutica. Muchas de las aeronaves aquí expuestas son lo que podríamos catalogar como una rareza, y algunas de estas piezas son las únicas construidas o sobrevivientes en el mundo entero.

La exhibición esta presentada en cinco galerías ubicadas en el edificio principal, y dos hangares adicionales ubicados en el interior de la Base Aérea Wright-Patterson de la USAF, además, de una interesante exhibición de aeronaves que se encuentra ubicada en el área exterior, justamente al lado del estacionamiento.

ec-135e_usaf_oq
Boeing EC-135E (Foto: Omar Quintero)
ju52_oq
Junker Ju-52 (Foto: Omar Quintero)
c-141_usaf_oq
Lockheed C-141 (Foto: Omar Quintero)

Al ingresar al Museo, encontramos la “Galería de los Primeros Años” (Early Years Gallery), la cual nos muestra desde el punto de inicio del primer vuelo con un aparato mas pesado que el aire, realizado por los hermanos Wright (quienes eran originarios de la ciudad de Dayton), y continúa a través de la Primera Guerra Mundial, las investigaciones y desarrollos en el campo aeronáutico de los años 30 y preparación de los Estados Unidos en vísperas de su intervención en la Segunda Guerra Mundial. Merecen especial mención, un ejemplar del SPAD XII, un bombardero italiano Caproni Ca36 y un bombardero Martin MB-2 entre otros. Otra de las exhibiciones que capta la atención de los visitantes por su importancia histórica, es la sección dedicada a Manfred Von Richthofen, mejor conocido como el “Barón Rojo” en la cual se encuentran la tela de una sección de cola del avión en el que fue herido  y derribado antes de convertirse en una leyenda del aire, así como piezas originales del Fokker Triplano en el que fue derribado perdiendo la vida.

spadxii_usaf_oq
SPAD XII (Foto: Omar Quintero)
capronica36_oq
Caproni Ca36 (Foto: Omar Quintero)

Continuando con nuestro recorrido, entramos directamente a la “Galería del Poder Aéreo” (Air Power Gallery), en la cual el drama y el heroísmo desplegado en la Segunda Guerra Mundial por los pilotos aliados, toma el escenario central en esta sección del Museo. Entre los muchos aviones, artefactos y exhibiciones de interés, se encuentra el Boeing B-29 “Bockscar” que lanzó la bomba atómica sobre Nagasaki, hecho al cual se le atribuye la rendición del Japón y la consecuente culminación de la Segunda Guerra. Esta sección también nos permite ver otros aviones raros y de una importancia histórica única, como lo son el Consolidated B-24D “Strawberry Bitch”, el Boeing B-17G “Shoo Shoo Shoo Baby”, un Martin B-26G Marauder, un caza nocturno Northrop P-61C Black Widow, y algunas de la aeronaves utilizadas por los países del Eje como un Focke Wulf Fw-190D, uno de los primeros cazas a reacción el Messerschmitt Me 263 Komet, un Messerschmitt Bf 109G, el famoso caza japonés Mitsubishi A6M Zero y entre otras de las piezas que es considerada una rareza, la bomba volante tripulada Yokosuka MXY-7 Baka.

b-29_bockscar_usaf_oq
Boeing B-29 “Bockscar” (Foto: Omar Quintero)
messerschmittbf109g_oq
Messerschmitt Bf 109G (Foto: Omar Quintero)
mxy-7baka_oq
Bomba volante tripulada Yokosuka MXY-7 Baka (Foto: Omar Quintero)

Nuestro paseo por la historia continua en la “Galería del Vuelo Moderno” (Modern Flight Gallery), en la cual se muestra la participación de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en las Guerras de Corea y Vietnam. Los visitantes pueden ver aviones tales como un North American F-86A, un Northrop F-89 Scorpion, varias versiones del McDonnell Douglas F-4 Phantom II, un Republic F-105G Thunderchief y un gigantesco Boeing B-52 Stratofortress. Una sorpresa interesante en esta galería es la exhibición del prototipo del F/A-22 Raptor y de los vehículos no tripulados (UAV) Predator y Global Hawk. Estos nuevos componentes del inventario de la USAF, prometen transformar la visión y tácticas de la guerra aérea en un futuro no muy lejano, y le permitirán a los Estados Unidos mantener su supremacía en el campo del poder aéreo mundial, de acuerdo a los expertos internacionales en la materia.

f-84_oq
Republic F-84 (Foto: Omar Quintero)
f-105g_misiles_usaf_oq
Misiles en un Republic F-105G Thunderchief (Foto: Omar Quintero)
f-89scorpion_usaf_oq
Northrop F-89 Scorpion (Foto: Omar Quintero)

Finalizando el recorrido dentro de las instalaciones principales, nos encontramos en la “Galería de la Guerra Fría” (Cold War Gallery), la cual está ubicada en un hangar de 200.000 pies cuadrados y en la que se explora el rol vital de la USAF en los años que siguieron después de la culminación de la Segunda Guerra, y que terminaron con el fracaso y caída del comunismo soviético y el derrumbe no solamente simbólico del muro de Berlín. Los aviones mas prominentes de esta exhibición incluyen un imponente Convair B-36J Peacemaker, el no menos impresionante Boeing RB-47 Stratojet, y otros aviones modernos como el LockheedF-117 Nighthawk, el Fairchild A-10 Thunderbolt II, el McDonnell Douglas F-15 Eagle y el General Dynamics (actualmente Lockheed) F-16A Fighting Falcon, este último, con los colores del famoso grupo acrobático de la USAF “Thunderbirds”. Dentro de esta galería encontramos una nueva expansión del Museo, un ala que se le ha dado el nombre de “Galería de Misiles y el Espacio” (Missile and Space Gallery) en la que se combinan las contribuciones críticas y el rol de la USAF en el equilibrio militar durante los años de Guerra Fría, y la exploración del espacio por los norteamericanos. La estructura tiene forma de silo de lanzamiento y nos presenta una colección interesante de Misiles Balísticos Intercontinentales (ICBM) y algunos artefactos de interés histórico utilizados en los viajes del hombre fuera de nuestra atmósfera.

b-36j_usaf_oq
Convair B-36J Peacemaker (Foto: Omar Quintero)
mig-29a_oq
Mikoyan Mig-29 (Foto: Omar Quintero)

Una de las secciones mas interesantes y populares del Museo es la “Galería Presidencial y de Vuelos de Prueba y Desarrollo” (Presidencial and Research and Development/Flight Test Gallery) localizada dentro de las instalaciones de la Base Aérea y a una distancia aproximada de dos kilómetros del edificio principal del Museo. Para visitar estas galerías, el visitante debe registrarse para el traslado, el cual es realizado en un autobús que se rige por un estricto horario de salida y retorno. Es importante que los visitantes de otros países tengan a la mano su pasaporte, ya que este es el único documento aceptado como valido para entrar a las instalaciones militares estadounidenses. Una vez en la sección de aviones presidenciales, el visitante puede caminar entre aviones que se aseguraron un lugar en la historia mundial, incluyendo el Douglas C-54C apodado “La Vaca Sagrada” usado por el Presidente Franklin D. Roosevelt. También se encuentra el Douglas VC-118 “Independence” usado por el Presidente Harry Truman, y el Lockheed VC-121E Constellation, “Columbine III”, del Presidente Dwight Eisenhower. Tal vez el más conocido y famoso de todos, es el Boeing VC-137C “Air Force One” también conocido como SAM (Special Air Mission) 26000. Este B 707 fue el que trasladó el féretro con el cuerpo del Presidente John F. Kennedy de regreso a Washington desde Dallas, y sirvió como oficina de juramentación al Presidente Lyndon Johnson. Este avión prestó servicio hasta su retiro a todos los Presidentes de los Estados Unidos desde Kennedy hasta Bill Clinton.

columbine_oq
Lockheed VC-121E Constellation, “Columbine III” (Foto: Omar Quintero)

A un lado de esta galería, se encuentra la sección dedicada a los vuelos de prueba y desarrollo, en la que encontramos una gran y diversa variedad de aviones experimentales, entre los cuales ocupa un lugar prominente el único North American XB-70 Valkyrie sobreviviente. Otras joyas de esta sección las constituyen el único Douglas X-3 Stiletto construido, el Bell X-1B primer avión en romper la barrera del sonido, uno de los dos Ryan X-13 construidos, e igualmente, los únicos ejemplares de los vehículos para entrenamiento de astronautas Martin-Marietta X-24A y X-24B. El interés de esta extraordinaria galería no termina allí, ya que tendremos la oportunidad de observar diferentes municiones, bombas y misiles del arsenal de la USAF incluyendo el misil experimental X-10, así como sendos ejemplares del Lockheed SR-71 Blackbird, el North American X-15 y el Grumman X-29 entre otros aviones experimentales (conocidos en el ambiente aeronáutico como “X Planes”) usados en las investigaciones y desarrollos de nuevas tecnologías.

bellx-1b_oq
Bell X-1B (Foto: Omar Quintero)
x-24a_usaf_oq
Marietta X-24A (Foto: Omar Quintero)
xb-70_yf-23_usaf_oq
North American XB-70 Valkyrie y Northrop/Mc Donnell Douglas YF-23 (Foto: Omar Quintero)

Al culminar nuestra visita, no podemos más que admirar la contribución de los estadounidenses al desarrollo aeroespacial en estos últimos cien años, y admirar igualmente el poderío aéreo de los Estados Unidos. Y es que no solamente se percibe en el material aéreo en exhibición, sino en las historias de valentía, heroísmo y abnegación de servicio que han escrito los pilotos de la USAF y que hoy han quedado como un legado histórico de la determinación de una nación, como es el caso del famoso Raid Aéreo de James Doolittle y la supremacía aérea ejercida por los americanos sobre Europa durante la Segunda Guerra.

Como es costumbre en los Museos Aeronáuticos del mundo, el USAF Museum tiene una tienda de recuerdos en la que podemos encontrar una variada selección de afiches, libros, ropa, videos, juguetes y modelos de armar, todos por supuesto relacionados con el tema aeronáutico. El museo es de fácil acceso por la autopista interestatal I-75 o por la I-675, ya que en ambas encontrará indicaciones en las salidas que lo llevarán directamente a las puertas de este. El Museo abre sus puertas al público todos los días del año con la excepción del día de Navidad, Año Nuevo y Día de Acción de Gracias, desde las 9:00 am hasta las 5:00 pm y la entrada al mismo es totalmente gratis.

El autor de este articulo junto a un F-107A
El autor de este articulo junto a un F-107A

Definitivamente, una visita que los aficionados a la aviación en cualquier latitud del planeta, no deben perderse de hacer al menos una vez en su vida.

Por: Omar Quintero

Escrito por Omar Quintero

Omar Quintero

Ingeniero Industrial con postgrado en Finanzas – Miembro de FAV-Club

Omar Quintero

Ingeniero Industrial con postgrado en Finanzas – Miembro de FAV-Club

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *