Los rechazados helicópteros ‘Blackhawk’ para el Ejército Venezolano

El Sikorsky UH-60 Blackhawk (Halcón Negro) es un helicóptero utilitario de carga media, bimotor y con rotor de cuatro palas, fabricado por la compañía estadounidense Sikorsky Aircraft, la cual presentó el diseño del Sikorsky S-70 para la competición UTTAS (siglas en inglés de Utility Tactical Transport Aircraft System) organizada por el Ejército de los Estados Unidos en 1972 para un helicóptero utilitario de transporte táctico. El Ejército designó el prototipo como el YUH-60A y, después de competir contra el Boeing Vertol YUH-61, fue elegido como ganador del programa en 1976.

El UH-60A entró en servicio con el Ejército estadounidense en 1979, para reemplazar al Bell UH-1 Iroquois, mejor conocido como Huey, como helicóptero de transporte táctico, tomando las experiencias obtenidas en la guerra de Vietnam. En 1989 el modelo fue actualizado en el UH-60L, que incluía un motor más potente, nuevo sistema de control de vuelo y prestaciones mejoradas. Igualmente se desarrollaron versiones especializadas para guerra naval, de operaciones especiales y de búsqueda y salvamento, entre otros.

El bautismo de fuego del Blackhawk fue con las fuerzas estadounidenses durante la invasión de la isla de Grenada en 1983 (Operación “Furia Urgente”), seguido de la invasión a Panamá en 1989 (Operación “Causa Justa”) y en la guerra del Golfo Pérsico en 1991 (Operación “Tormenta del Desierto”).

El Halcón Negro en Venezuela

Para comienzos de la década de 1990, el mercado latinoamericano de helicópteros militares estaba dominado por modelos europeos de la firma Eurocopter (hoy Airbus Helicopters), fabricante de los Puma y Super Puma y la estadounidense Bell con los míticos UH-1 y sus derivados, así pues Sikorsky, esperaba entrar a la región con fuerza luego de las ventas de los primeros diez UH-60 a Colombia en 1988. Se estimaba al Blackhawk, como reemplazo o complemento principalmente del veterano Huey muy extentido en la zona.

En Venezuela ejemplares del UH-60L Blackhawk estuvieron presentes en las ediciones de AeroExpo de 1995 y 1997 realizadas en la base aérea “El Libertador” de la Fuerza Aérea Venezolana (FAV). La exhibición de las aeronaves de Sikorsky en el país se debía a la licitación para la compra de nuevos helicópteros para la FAV, la cual finalmente resultó ganador Eurocopter, con seis AS-532AC Cougar que serían entregados al final de la década.

UH-60L Blackhawk en AeroExpo 95, base aérea “El Libertador” (Foto: Pedro Urbano)

La selección del Cougar tuvo como premisa la estandarización de la flota con los ocho AS-332B1 Super Puma adquiridos diez años antes, operados por el Grupo Aéreo de Operaciones Especiales No.10, donde ademas seguían en servicio nueve Bell UH-1B/H y seis Aerospatiale Alouette III sobrevivientes de los adquiridos entre las décadas de 1960 y 1970.

Por otro lado, el Comando Aéreo del Ejército venezolano, a través del Grupo Aéreo de Apoyo y Asalto ‘General F. Jiménez’, disponía en esa época de una flota de helicópteros compuesta por seis UH-1H, tres Bell 205A1 (versión civil del UH-1H), dos Bell 412SP, nueve Agusta A-109AM/Mk.2 y cuatro Agusta/Sikorsky AS-61D-4.

Entre los años 1996 y 2000, en un proceso de renovación de aeronaves y expansión de capacidades de la Aviación del Ejército, se adquirieron doce aviones de transporte ligero PZL-Mielec M-28 Skytruck, un IAI Arava 202, 10 helicópteros Bell 412EP y en esta ocasión, Sikorsky si logró la venta de seis UH-60L Blackhawk.

Comenzaron las entregas de las aeronaves pautadas para el Ejército, sin embargo con los helicópteros Blackhawk ordenados en 1998, la historia fue muy diferente. El nuevo gobierno de Hugo Chávez, quien asumió la presidencia en febrero de 1999, canceló el contrato (así como varios de otro tipo) de compra de los seis helicópteros que ya estaban listos para ser entregados, luciendo matriculas, marcas y esquema de camuflaje del Ejército venezolano.

UH-60L Blackhawk, matricula EV-9855 destinado al Ejército venezolano listo para su entrega
UH-60L Blackhawk, matricula EV-9855 destinado al Ejército venezolano listo para su entrega

Luego que el Gobierno venezolano realizará las compensaciones de rigor al fabricante, por cancelar el contrato y la entrega de los helicópteros, los norteamericanos dispusieron de una unidad, y los otros cinco los vendieron al Ejército colombiano que los recibió con el esquema de pintura original venezolano, junto con otros tres ejemplares de otro lote por un monto de 90 millones de dólares.

Uno de los cinco UH-60L Blackhawk del Ejército colombiano, que fueron originalmente fabricados para el Ejército venezolano del que aún conserva su esquema de camuflaje durante el acto de recepción de las aeronaves (Foto: AFP)
Uno de los cinco UH-60L Blackhawk del Ejército colombiano, que fueron originalmente fabricados para el Ejército venezolano del que aún conserva su esquema de camuflaje durante el acto de recepción de las aeronaves (Foto: AFP)

uh-60_colombia3

Con el tiempo los Blackhawk "venezolanos" en Colombia empezaron a variar el esquema de pintura para diferenciarlos del empleado por las aeronaves militares de Venezuela. En la actualidad lucen el esquema estándar de la aviación del Ejército colombiano (Fotos: archivo)
Con el tiempo los Blackhawk “venezolanos” en Colombia empezaron a variar el esquema de pintura para diferenciarlos del empleado por las aeronaves militares de Venezuela. En la actualidad lucen el esquema estándar de la aviación del Ejército colombiano (Fotos: archivo)

Curiosamente a pesar que nunca llegaron los Blackhawk del cancelado contrato, fueron otros, esta vez del mismo Ejército norteamericano, los que vieron acción en el país en misiones humanitarias y labores de rescate durante la Tragedia de Vargas (conocido también como el Deslave de Vargas) de diciembre de 1999.

Uno de los Blackhawk del Ejército norteamericano que prestaron valiosos servicios de salvamento, operando desde el aeropuerto de Maiquetia durante la tragedia de Vargas (Foto: Carlos Hernández)
Uno de los Blackhawk del Ejército norteamericano que operaron desde el aeropuerto de Maiquetia durante la tragedia de Vargas. Realizaron numerosos vuelos de salvamento y evacuación de civiles (Foto: Carlos Hernández)

Tiempo después con los cambios geopolíticos y el deterioro de las relaciones con los Estados Unidos, el Ejército no pudo modernizar sus Bell UH-1H/205A1 al estándar “Huey II”, terminando por desincorporarlos del servicio y adquiriendo en su lugar 33 helicópteros de fabricación rusa (20 Mi-17V5, 10 Mi-35M2 y tres Mi-26T) en el año 2006, dando un giro importante de cambio de proveedores de material aeronáutico de la Fuerza Armada Nacional.

Por: Delso López Lugo

Escrito por Delso López Lugo

Delso López Lugo

Ingeniero en Informática con diplomado en Diseño de Medios Web. Miembro de FAV-Club

Delso López Lugo

Ingeniero en Informática con diplomado en Diseño de Medios Web. Miembro de FAV-Club

5 comentarios sobre “Los rechazados helicópteros ‘Blackhawk’ para el Ejército Venezolano

  • el 21 Junio, 2017 a las 8:42 am
    Permalink

    Los helicópteros rusos dejan mucho a desear y su manutención peor aún.
    Sin duda qué los mejores helicópteros son los norte americanos y los europeos occidentales.

    Respuesta
    • el 22 Junio, 2017 a las 10:31 am
      Permalink

      Para la adquisicion de tecnologia en cualquier ambito, pero muy especialmente en el ambito militar, es imperativo, e imprescindible, considerar, mas alla de los aspectos exclusivamente materiales y tecnicos, aspectos de caracter estrategico-politicos, que garanticen la independencia y la soberania de la patria.

      Respuesta
    • el 5 Julio, 2017 a las 12:37 pm
      Permalink

      De donde saca usted tales conclusiones? Si los helicópteros Mil Mi-8/17 son los helicópteros utilitarios más usados en el mundo. Más de 50 países de todas las latitudes (no sólo los de la órbita de la ex Unión Soviética). Su uso es tan difundido e intensivo que hasta los Estados Unidos encargaron recientemente una partida de tales aparatos para ser usados en Afganistán para combatir al terrorismo, en 2013.

      No creo que los militares gringos pensaran que tales “dejen mucho que desear” y que su manutención sea “peor aún” Además de todos los países en los que se han vendido con éxito dichos aerodinos.

      Ilústrese mejor antes de emitir esos erróneas comentarios.

      Respuesta
  • el 30 Junio, 2017 a las 9:05 am
    Permalink

    Muy buen artículo, una de las tantas historias que permanecen en el renglón de las “poco conocidas” para los no asiduos a los temas de militaría. Con redacción e ilustración impecables, como nos tiene ya acostumbrados el Ing. López.

    Respuesta
  • el 30 Junio, 2017 a las 11:14 pm
    Permalink

    Fue la mejor idea. Ya se sabía que la imposición del bloqueo militar norteamericano venia. Hoy dia estos aparatos estarían en tierra.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *