III Reunión entre la Fuerza Aérea Venezolana y la Fuerza Aérea Argentina año 1982

Concluida la Guerra de Las Malvinas en Abril de 1982, conflicto militar entre la República Argentina y el Reino Británico, por el control de las Islas Malvinas o Falkland. La Fuerza Aérea Venezolana (FAV) envió una comisión de oficiales en junio de ese año, a la III Reunión de Cooperación entre ambas Fuerzas Aéreas.

La cooperación tenía antecedentes en el intercambio y entrenamiento de pilotos en el avión Mirage III, que poseían ambas Fuerzas Aéreas.

Pilotos de caza argentinos se entrenaban en el Simulador de Vuelo de Mirage III equipado con el Radar Cyrano IIB del Grupo Aéreo de Caza No.11 en la Base Aérea “El Libertador” (BAEL); en esa época, la FAV era la única Fuerza Aérea en el mundo, por supuesto, a excepción de la Fuerza Aérea Francesa en contar con ese moderno sistema de entrenamiento para interceptaciones.

En contraprestación, pilotos del GAC No.11 viajaban a la Argentina a operar los Mirage III de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), en interceptaciones reales por radar.

Pilotos argentinos se entrenaron en el simulador de vuelo de Mirage III en Venezuela. La FAV fue la única Fuerza Aérea en el mundo usuaria del Mirage III, ademas de la francesa, en contar con ese moderno sistema de entrenamiento. (Foto: FAV)
En el centro, un piloto venezolano en Argentina junto a un Mirage IIIEA de la fuerza aérea de ese país. (Foto: archivo)

El convenio, incluía el área educativa, oficiales de la FAV realizaban Curso de Comando y Estado Mayor en la FAA y oficiales argentinos, igual curso en la Escuela Superior de la FAV.

Durante el desarrollo de la guerra, el Gobierno Nacional ordeno el envió en un avión Lockheed C-130H Hercules del Grupo Aéreo de Transporte No.6, de pertrechos logísticos en apoyo, como proyectiles, radares de navegación para C-130 Hercules, tanques ventrales 343 de Mirage para ampliar el radio de acción de la FAA en el Teatro de Operaciones.

El C-130H Hercules de la FAV también transportó dos pilotos calificados del Grupo 11, el teniente coronel (Av) José Agustín Borges Blasco “Tornado” y capitán (Av) José Antonio Rodríguez Espinoza “Mapache”, quienes viajaron como pilotos de reserva de la FAA, y quienes actuarían de ser requerido.

Durante la visita, la FAA expuso al detalle las operaciones aéreas realizadas durante la guerra y se visitó la Industria Aeronáutica Argentina.

En escrito de Air University Review, “Conflicto en el Atlántico Sur, el impacto del poder aéreo” del Dr. Robert W. Duffner, 1984, califica de excepcional la actuación de la FAA ante una potencia tecnológica y militar, como lo es Gran Bretaña.

Afirma el Dr. Duffner : “…la falta de una fuerza naval adecuada y el entrenamiento inferior del grueso de las fuerzas de tierra argentinas, hicieron necesario que Argentina tuviera que confiar a la Fuerza Aérea una participación desproporcionada en la responsabilidad del combate y que tuviera que esperar de ellos más de lo que era posible. Esta circunstancia, junto con el error de no haber extendido la vitalmente importante pista de aterrizaje de Puerto Stanley, y su muy limitada capacidad de reaprovisionamiento de combustible en el aire, directamente contribuyeron a la derrota argentina (…..)“.

En la foto los oficiales de la FAV que viajaron a la Argentina, antes de abordar un avión del Estado Mayor General, en Buenos Aires para una visita a la ciudad de Córdoba (sede Industria Aeronáutica), de izquierda a derecha: mayor (Av) Gustavo León Campos por el Grupo Aéreo de Caza No.11 (Área Operaciones); mayor (Av) José Luis Ochoa Vargas por el Servicio de Electrónica de la FAV (Área Electrónica); coronel (Av) Hilarión Armas Sanoja, Jefe del Servicio de Armamento de la FAV (Área Armamento); general de brigada (Av) Rafael Ricardo Torrealba Chaparro, Comandante Logístico de la FAV y Jefe de la Misión; coronel (Av) Florencio Hernández García, Jefe del Servicio de Mantenimiento de la FAV (Área Mantenimiento y Abastecimiento Aeronáutico); y capitán (Av) Dickson Balbuena Bozo, Ayudante del Comandante Logístico (Área Educación); a la derecha el mayor (FAA) Jorge Baravalle, nombrado por la FAA Ayudante del general (Av) Torrealba Chaparro, quien un año antes, en 1981, realizó el Curso de Comando y Estado Mayor Aéreo No.12, en la Escuela Superior FAV. (Foto: Autor)
Oficiales venezolanos inspeccionan la cabina de un avión de ataque de fabricación argentina FMA IA-58 Pucará en Córdova. (Foto: Autor)

Foto de portada: Mirage 5DV y un Mirage IIIEA, destinados a las fuerzas aéreas venezolana y argentina respectivamente, volando en formación en un vuelo de prueba en Francia, antes de ser entregados a sus países.

Por: Coronel (Av) José Luis Ochoa Vargas. EAM 1968

Escrito por José Luis Ochoa Vargas

José Luis Ochoa Vargas

Coronel (Av.) retirado de la Fuerza Aérea Venezolana. Graduado de la Escuela de Aviación Militar en 1968.

José Luis Ochoa Vargas

Coronel (Av.) retirado de la Fuerza Aérea Venezolana. Graduado de la Escuela de Aviación Militar en 1968.

Un comentario sobre “III Reunión entre la Fuerza Aérea Venezolana y la Fuerza Aérea Argentina año 1982

  • el 5 septiembre, 2017 a las 5:58 pm
    Permalink

    Venezuela penso por un momento la adquisicion de aviones Pucara pero por los costos elevados de venta no se materializo la negociacion.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *